Bajan los actos de «violencia política» en Cataluña, aunque un 31% son hispanófobos.

, , , | 12 mayo, 2022

El Mundo.- El Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña detalla que un 88,8% fueron realizados por el independentismo, una cifra similar a la del año pasado.

En 2021 se registraron en Cataluña 351 casos de violencia política, una cifra inferior a la de 2020 cuando fueron 380. Sin embargo, se mantiene que en su mayoría los cometieron personas o grupos independentistas, ya que en 2020 fue el 92% del total y el año pasado un 89% de todos los incidentes registrados.

Así lo especifica en un informe el Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña (OCVPC), un grupo de estudio formado por Impulso Ciudadano y Movimiento contra la Intolerancia, que en los últimos cuatro años han realizado una radiografía de la situación de la violencia por motivos políticos que hay en Cataluña. En su último informe se destaca que un 74% de los casos las las víctimas de la violencia y odio ideológico en Cataluña han sido identificadas como contrarias a la secesión

Por eso, afirman que la violencia sigue «siendo estructural» en la comunidad y «crecientemente admitida por actores políticos relevantes y los propios poderes públicos» que «han continuado en su tarea de deslegitimación de las instituciones, en particular del poder judicial, a la vez que incitaban a la limitación de derechos y la utilización de mecanismos coactivos contra quienes se oponen a sus planteamientos». En este sentido, el Observatorio cree que la violencia está «enquistada en Cataluña» y es «un elemento más de la vida política».

«Esas actuaciones violentas son toleradas por el poder público, sin que la policía impida que se produzcan, y han llegado a ser defendidas directamente. Al mismo tiempo, se aprecia cómo el plan de confrontación con el conjunto de España desarrollado por los nacionalistas durante décadas ha dado lugar a fenómenos de hispanofobia que parecen haberse cronificado en nuestra sociedad», destaca el informe. El Observatorio señala que «la ausencia de medidas en estos años ha conducido a que, tal como nos temíamos, la violencia se enquiste y pase a ser asumida como un elemento más de la vida política. No hay ya espacio para dilatar la adopción de esas medidas, porque de otra forma, la violencia se intensificará y generalizará».

En el estudio realizado, los representantes del Observatorio indican que pese a la mayor actividad tras la pandemia por covid se produjo un descenso del 7,6% «de incidentes violentos o de discurso de odio ideológico». Sin embargo, igual que otros informes, remarcan que «el calendario de la violencia política en Cataluña se ha articulado en torno a explosiones de violencia callejera concentrados en momentos específicos de tensión relacionados con acontecimientos de la actualidad política» y creen que «se asienta un modelo de violencia y discurso de odio en redes, a través de campañas de acoso y señalamiento y afirmaciones hispanófobas desde el ámbito nacionalista-independentista por parte tanto de particulares como de personas de relevancia pública durante todo el año».

INCIDENTES POR HÁSEL

Por eso señalan a que «la hispanofobia se consolida como uno de los elementos centrales del discurso de odio político en Cataluña con 109 incidentes» que son un 31% del total mientras que en 2020 fueron 122 que supuso un 32%. También destacan que estos incidentes se han producido durante todo el año, con casi una media de uno al día, y que el febrero del año pasado, con 72 incidentes por la detención del rapero Pablo Hásel, fue cuando más violencia se registró, mucho más que en octubre de los años anteriores cuando se celebraba el 1-O.

También destacan los 43 incidentes registrados en diciembre pasado con «la campaña de acoso, señalamiento e intimidación a la familia de Canet que reclama la aplicación de la resolución judicial sobre el 25 % de clases en castellano». De los 351 incidentes, 89 fueron en redes sociales y 262 en toda Cataluña, principalmente en Barcelona y su provincia (un 80%): 113 casos en la ciudad, 16 en el área metropolitana y 80 en el resto de la provincia.

Por el contrario, Tarragona ha sido la provincia con menor número de incidentes (14), con cifras casi idénticas a las de 2020, cuando fueron 15, en Lérida hubo un retroceso ya que se pasó de 26 en 2020 a 15 en 2021 y en Gerona hubo 24 incidentes el año pasado cuando el anterior se contabilizaron 37. La mayoría de incidentes son por daños a bienes «del ámbito contrario a la secesión» seguido por «acoso y boicot» a estos grupos, «el enaltecimiento del terrorismo y amenazas de violencia física dirigidos a los constitucionalistas», además de escraches hacia ellos y finalmente «escarnio a figuras y representaciones del ámbito independentista» que supera el «escarnio a figuras y representaciones del ámbito constitucional». En menor medida se han dado agresiones físicas e injurias.

«La reducción del porcentaje de incidentes de origen independentista respecto a los años anteriores (2019, 95,45%; 2020, 91,84%; 2021, 88,89%) no debe interpretarse como un descenso en términos absolutos de la violencia independentista, ni se corresponde con un aumento de la violencia antisecesionista, que de un 2,90% en 2020 baja a un 0,28% en 2021. La explicación se encuentra en que una parte de esa violencia secesionista se ha canalizado a través de incidentes de origen indeterminado que este año alcanzan un elevado porcentaje (10,83 %), indica el informe que considera que los incidentes en la detención de Hásel participaron otros grupos.

LUCHA INTERNA INDEPENDENTISTA

El Observatorio señala que «el grupo de víctimas según su adscripción ideológica que ha sufrido de manera reiterada y mayoritaria actos de violencia política en 2021 ha sido el de particulares y entidades contrarios a la independencia de Cataluña», en concreto un 74%. «En tan solo 35 casos, un 9,97% del total, las víctimas han sido identificadas como secesionistas. Por último, en un total de 55 casos (15,66 %), se ha considerado a las víctimas como de adscripción ideológica indeterminada», dice el informe.

Otro tipo de violencia que sigue creciendo es la interna en el independentismo «con enfrentamientos directos y campañas de acoso y señalamiento» entre los soberanistas. De 35 incidentes que la víctima pertenece a este grupo sólo uno fue identificado como contrario a la independencia y en 30 fueron de su propio ámbito. También remarcan que han continuado los ataques a sedes y representantes políticos ya que se pasó de 62 en 2020 a 66 el año pasado. «Una vez más, las formaciones políticas de la órbita constitucionalista o contrarios a la secesión de Cataluña acumulan la casi totalidad de ataques a sedes y representaciones: 64 de un total de 66 ataques, un 96,97% del total, porcentaje muy superior incluso a los de los dos informes anteriores con un 83,87 % de ataques en 2020 y un 83,68 % en 2019», destaca el Observatorio que recuerda que Vox es la más atacada seguida del PSC, Cs y PP.

«En el ámbito independentista, las formaciones secesionistas han sufrido dos ataques, un 3,02 % del total: uno a ERC y, por primera vez, un ataque a la formación de la ultraderecha secesionista Aliança Catalana», destaca el documento que responsabiliza de los incidentes a personas «del propio ámbito ideológico secesionista». Se mantienen los ataques a entidades cívicas, principalmente S’ha Acabat!, con el 63% del total, seguido de la Asamblea por una Escuela Bilingüe con dos incidentes y Societat Civil Catalana con uno. Arran también sufrió uno.

El documento también remarca el descenso «notable en la violencia contra las autoridades, profesionales e instituciones con 92 incidentes en 2021 frente a los 146 de 2020». Al jefe de Estado bajaron de 57 en 2020 a 10 el año pasado mientras que los principales atacados fueron los Mossos d’Esquadra y las Policías Locales. En este sentido las fuerzas del orden y cuerpos de seguridad serían el colectivo profesional que ha sufrido el mayor número de incidentes violentos. También hay 11 incidentes a diputados autonómicos, cinco a nacionales y cuatro a concejales. Todos ellos cometidos «casi exclusivamente del ámbito secesionista», según el documento.

HISTÓRICO

Enlaces internacionales