Vox supedita su apoyo en Andalucía a PP y Ciudadanos a suprimir las ayudas contra la violencia de género

| 2 enero, 2019

El partido ultraderechista afirma que están “dictadas” por “asociaciones feministas podemitas radicales”. PP y Ciudadanos advierten a Vox de que su respaldo a la lucha contra la violencia de género no es negociable

RTVE.- El partido ultraderechista Vox ha anunciado este miércoles que su apoyo a PP y Ciudadanos para formar gobierno en Andalucía está supeditado a eliminar las ayudas contra la violencia de género incluidas en el pacto de gobierno suscrito por ambas formaciones. La formación considera que éstas subvencionan “medidas dictadas” por “asociaciones podemitas radicales”.

“PP y Ciudadanos se han comprometido a implementar ‘con dotación presupuestaria suficiente’ las medidas dictadas por la ideología de género y las asociaciones feministas podemitas radicales. Vox no les dará su apoyo si no eliminan, entre otros, este punto de su acuerdo“, ha señalado el partido en la red social Twitter, donde se ha hecho eco de una información de OKDiario.

Ante el aviso de Vox, tanto PP como Ciudadanos han advertido de que no abandonarán la lucha contra la violencia de género y que su respaldo a esta causa no es negociable.

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha pedido, en una entrevista en La Sexta, tener “altura de miras” en Andalucía y no poner líneas rojas para un acuerdo para el Gobierno de la Junta. Además,  ha defendido el pacto de Estado contra la Violencia de Género asegurando que es “necesario” impulsar medidas en favor de esta causa y ha advertido de que el PP no va a renunciar a “la protección de las mujeres”.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha advertido a Vox a través de un tuit, de que su partido luchará contra la violencia machista en Andalucía y otras comunidades autónomas. “La libertad y la igualdad no se negocian”, ha aseverado.

En concreto, Vox se refiere al punto 84 del acuerdo entre Ciudadanos y PP, en el que se comprometen a impulsar “los avances logrados con la aprobación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género” y a implementar “con dotación presupuestaria suficiente todas y cada una de las medidas previstas en la ley 7/2018, de 30 de julio, por la que se modifica la ley 13/2007 de 26 de noviembre de medidas de prevención y protección integral contra la violencia de género, a fin de acabar con esta lacra social”.

Se da la circunstancia de que el Parlamento andaluz aprobó esta ley con los votos a favor de PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos y la abstención de IU. La ley aprobada en verano amplía el concepto de víctima e incluye la tipificación de las diferentes formas de agresiones contra las mujeres.

Tienen la consideración de actos de violencia de género los que se producen en el ámbito de la pareja o expareja -con independencia de que exista o no convivencia-, el feminicidio, las agresiones y abusos sexuales, el acoso sexual, el acoso por razón de sexo, la trata de mujeres y niñas, la explotación sexual, la mutilación genital femenina y el matrimonio precoz o forzado, señala Europa Press.

Los diputados de Vox, imprescindibles para que PP y Cs gobiernen Andalucía

Para la formación de Santiago Abascal, las medidas contra la violencia machista están “dictadas por la ideología de género y las asociaciones feministas podemitas radicales”, por lo que condiciona sus apoyos en Andalucía a la supresión de dicho punto y otros que aún no han especificado.

“En política social todos siguen, con sumisión lanar, los mandamientos de la dictadura de género. ¿Dónde está el cambio?”, ha manifestado el líder de la formación en Andalucía, Francisco Serrano, en la red social Twitter, donde ha señalado: “Esos pactos que los suscriban con PSOE y Podemos”.

Los 12 diputados del partido ultraderechista son imprescindibles para investir como presidente a Juanma Moreno (PP) -con el apoyo de Ciudadanos- siempre y cuando ni PSOE ni Adelante Andalucía se abstengan en la votación, punto este ya descartado por ambas formaciones que suman 50 escaños, más que la suma de PP y Cs (47 diputados).

Por eso, el dirigente del PP, Javier Maroto, ha enviado un mensaje de aviso a Ciudadanos y Vox sobre el riesgo de que malogren un pacto para gobernar en Andalucía y ha reivindicado generosidad. “Si alguno de los tres frustra el pacto, lo pagaría en las urnas“, ha subrayado.

Maroto no ha querido adelantar contenidos de la negociación con Ciudadanos, asegurando que “no ayuda” que se den a conocer cuestiones antes de cerrar el acuerdo, aunque ha señalado que barajan el 16 de enero como día para celebrar la investidura.

Otras medidas que Vox exigirá a PP y Ciudadanos

Hay más medidas que Vox ha anunciado que pondrá sobre la mesa al negociar con el PP la investidura de Juanma Moreno. El partido ultraderechista reclama la devolución al Gobierno central de las competencias de Educación, Sanidad, Justicia y Seguridad, recoge la agencia Efe.

PP y Ciudadanos no solo han acordado medidas para reforzar la gestión en esas cuatro áreas, sino que incluyen un punto específico de defensa de la unidad de España y del Estado de las Autonomías “bajo los principios de igualdad y solidaridad”. Y reclaman un nuevo modelo de financiación autonómica para afrontar la mejora de los servicios públicos de su competencia.

En materia de inmigración, Vox defiende la colaboración total con la policía y jueces para “repatriar a los inmigrantes ilegales” y para combatir a las mafias. En este punto, PP y Ciudadanos han acordado un plan de mejora de la gestión de la política migratoria, que incluye destinar más recursos humanos y materiales para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que vigilan las fronteras andaluzas.

Vox defiende también la derogación de la Ley Andaluza de Memoria Histórica, la sustitución de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales por una de Familia y Natalidad y un plan de apoyo a la tauromaquia y la caza. Vox, además, pide reducir al máximo el gasto público en la radiotelevisión autonómica pública andaluza, en Canal Sur, y suprimir uno de sus canales.


HISTÓRICO

Enlaces internacionales