Unos turistas británicos humillan a un sintecho pagándole para que se tatúe la frente

| 31 julio, 2018

Le dieron 100 euros para que se dejara tatuar el nombre y la dirección de uno de ellos

31/07/2018 La Vanguardia.- Un grupo de turistas británicos que celebraban en Benidorm la despedida de soltero de uno de ellos han provocado la indignación de las autoridades locales y de sus propios compatriotas afincados en la localidad alicantina por un acto vejatorio cometido contra un sintecho la semana pasada.

Según explica a varios medios británicos Karen Maling Cowles, presidenta de la Asociación Empresarial Británica de Benidorm, el grupo pagó 100 euros a un vagabundo de origen polaco que duerme en las calles de Benidorm para que se tatuara en la frente el nombre y la dirección del joven que celebraba su última fiesta de soltero.

Los ingleses se toparon con Tomek, de 34 años, al salir de un pub y lo llevaron a un salón de tatuaje con la promesa de pagarle un buen puñado de euros si accedía a tatuarse en la frente “Jamie Blake, North Shields, NE28”. El propio local de tattoos publicó en Facebook una foto del momento, aunque el tatuaje no se pudo completar por el dolor que le provocaba al hombre.

Karen Cowles, portavoz de un grupo de empresarios británicos residentes en Benidorm, criticó con dureza la actitud de sus compatriotas, en unas declaraciones que recoge The Guardian: “Es inhumano y repugnante. Es horrible aprovecharse de la situación de una persona vulnerable y pensar que por un poco de dinero pasarás un rato divertido humillando a un hombre que podría ser mi hijo. Estamos muy disgustados”.

Cowles, cuyo marido es tatuador, siguió la pista a Tomek hasta dar con él. Descubrió que padece ictericia y es alcohólico. El hombre le explicó que había caminado 2.700 km. para llegar a Benidorm después de que fracasara la relación con su novia. Como resultado de su largo viaje a pie tiene un dolor de espalda crónico que obstaculiza visiblemente su capacidad para caminar.

El sintecho le explicó a la dirigente empresarial de la comunidad inglesa en Benidorm que se gastó parte del dinero que los británicos le dieron en comida y bebida y que le robaron el resto al ser asaltado en la playa, La asociación que preside se ha comprometido a prestar ayuda al hombre, no sólo para eliminar el rastro del tatuaje, sino para intentar apartarlo de la calle.

 

Enlaces internacionales