Una discoteca de La Manga impide la entrada a cuatro chicos “por ser musulmanes”

| 19 junio, 2018

Los jóvenes marroquíes iban a celebrar su fiesta de graduación de bachillerato junto a sus compañeros de un instituto de Fuente Álamo. El local se acogió a su derecho de admisión.

18/06/2018 La Crónica.- La discoteca Trips, ubicada en La Manga del Mar Menor (Murcia), prohibió la entrada a cuatro chicos musulmanes, de origen marroquí, que iban a celebrar su fiesta privada de graduación de bachillerato junto a sus compañeros del instituto Pueblos de la Villa de Fuente Álamo.

“18 años en España y nunca me ha pasado algo similar, no me puedo creer lo que acaba de pasar en pleno siglo XXI y en España”, afirmaba a La Opinión uno de los afectados, que acusan a la discoteca de no dejarles pasar “por ser marroquíes y musulmanes”. Los hechos ocurrieron el pasado viernes por la noche.

“Con nuestras entradas y DNI en la mano el portero de la discoteca solo nos miró a la cara y no los DNI y nos dijo que lo sentía, que no nos dejaba entrar”, explica uno de los alumnos, que indica que ellos en ningún momento mostraron malas formas, ni malas vestimentas. El portero de la discoteca argumento el “derecho de admisión” para no dejar entrar a los cuatro chicos en el local, y también les indicó que si le daban las entradas les devolvería el dinero.

Aun así, ellos intentar convencer al personal de seguridad, sin éxito. Los jóvenes tuvieron que aceptar que les devolviesen el dinero y no entrar en la discoteca. “Lo que buscaban a toda costa era que no estuviésemos ahí”, relata a La Opinión uno de ellos.  

La discoteca se defiende asegurando que en ningún momento se ha echado para atrás a nadie por su sexo, raza, cultura o religión. “Si no pasaron es porque estarían alterando el orden público en la cola”, indicó a dicho diario Alfonso Torres, propietario del local. El dueño de la discoteca afirma que los jóvenes quemaron un contenedor como acto de venganza.

Apoyo de profesores y organizaciones a los alumnos

Dos profesores del instituto acompañaron a sus alumnos durante la fiesta. Uno de ellos indicó a La Opinión que los cuatro jóvenes afectados “son educados, y en ningún momento iban borrachos ni mal vestidos. Simplemente, sin justificación alguna, no los dejaron entrar”. Incluso afirma que hasta ellos estuvieron retenidos en la puerta y tuvieron que demostrar a los porteros que eran profesores.

Los cuatro jóvenes marroquíes han recibido una gran cantidad de apoyos y mensajes de ánimo. Juventudes Socialistas de Cartagena ha emitido un comunicado en el que critica “la actuación del personal de seguridad de la discoteca que el pasado viernes impidió el acceso de cuatro jóvenes a la misma, sin más motivos que el color de su piel, según denuncian los afectados”.

“Este tipo de actos racistas, que están tipificados como delitos de odio, no deben darse en nuestra Región ni en ningún otro lugar”, añade la organización.

Enlaces internacionales