Un juez encarcela a un hombre por agredir sexualmente a dos mujeres en Pamplona

| 9 enero, 2018

A una de las víctimas la golpeó y arrancó un mechón de pelo cuando intentó escapar del ataque

EL PAÍS.- Un juez de Pamplona ha enviado a prisión a un hombre que el pasado sábado supuestamente agredió sexualmente a dos mujeres, a una de las cuales golpeó y arrancó un mechón de pelo cuando se resistió a la agresión, según ha informado el Poder Judicial en una nota. El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de la capital navarra sostiene que el detenido, residente en Londres, actuó “con una violencia importante” y realizó diversos tocamientos en varias partes del cuerpo de una de las víctimas “con clara intención sexual”.  El otro ataque no pudo consumarlo debido a la fuerte resistencia que planteó la víctima.

Los hechos ocurrieron a primeras horas de la mañana del pasado sábado, 6 de enero, cuando el detenido, R. V. G. P., abordó a dos mujeres que caminaban por la calle “con intenciones libidinosas”. “Usando la fuerza física, agarró fuertemente a la primera de ellas”, con la que no pudo consumar la agresión debido a la resistencia que ofreció la víctima, reza el comunicado.

Fue entonces cuando atacó a la segunda mujer, a la que tocó “por diversas partes del cuerpo (pechos, glúteos, entrepierna)” y besó en el cuello y la boca. Pero ante la resistencia que esta segunda víctima también ofreció, el detenido la agredió “con violencia”, la golpeó y llegó a arrancarle un mechón de pelo cuando ya huía. La llegada de otras personas a la zona puso en fuga al agresor, que fue detenido casi de inmediato. La primera agresión fue grabada por cámaras de seguridad instaladas en esa zona, según el Poder Judicial.

Una de las víctimas reconoció en comisaría al agresor sin ningún género de dudas, quien también fue identificado por otros testigos de los hechos. El magistrado considera que, a expensas de una posterior calificación jurídica, estos hechos pueden ser constitutivos de dos delitos de agresión sexual, penado cada uno de ellos con entre uno y cinco años de prisión. La falta de arraigo en España del detenido, que reside con sus padres y demás familia en Londres, la violencia empleada en el ataque y la pluralidad de víctimas han llevado al juez a decidir su encarcelamiento.

Enlaces internacionales