Un grupo neonazi alemán irrumpe en un concierto en Mallorca

, | 11 Junio, 2017

Una quincena de hombres despliegan una bandera de simbología neonazi y gritan “fuera extranjeros” en una conocida sala de fiestas para alemanes

ANA CARBAJOSA. EL PAÍS.- “Fuera extranjeros”. Ese fue el grito xenófobo que acompañó al despliegue de una bandera de simbología neonazi. El escenario ha sido un conocido bar de la playa del Arenal en Mallorca, a donde los alemanes viajan en busca de “la fiesta”. Fue el viernes pasado, cuando un grupo de neonazis con el torso desnudo y tatuado se hizo fuerte en el Bierkönig (Rey de la cerveza), a pesar de que cientos de personas gritaron durante 15 minutos “nazis fuera”, según recoge la prensa alemana.

En el centro del cuadrilátero que ejerce de escenario, rodeado por la multitud, la cantante Mia Julia interrumpía su actuación. Eran las dos y media de la mañana y la fiesta estaba en su apogeo.

En el vídeo, viralizado a través de Facebook, se ve el amontonamiento humano y sudado propio del local, una mezcla de biergarten alemán y discoteca. Se ve también cómo la multitud abuchea a los que despliegan la bandera imperial que utlizan los grupos neonazis y cómo el concierto se interrumpe por unos 20 minutos. Por los altavoces se oye a un hombre que llama con escaso éxito a seguridad y les pide que acudan a la primera planta. Mientras, el público enardecido gritaba: “Adiós, adiós”, “fuera nazis”.

Según el diario Bild, las fuerzas de seguridad, presentes en el lugar, tardaron más de 15 minutos en reaccionar. El popular periódico alemán identifica a la quincena de personas que irrumpió en la sala de fiestas mallorquina como miembros del grupo HFFH neo-nazis, pertenecientes al entorno hooligan de Francfort. Alguno llevaba una camiseta en la que se leía” Mallorca, barrio nazi”, según el diario. “En Mallorca somos todos invitados en un país extranjero, no lo olvidemos”, escribía después Mia Julia en las redes sociales.

Finalmente, el grupo, que hasta entonces había permanecido impasible, fue evacuado. Fue entonces cuando la reina de la fiesta cervecera mallorquina y antigua actriz porno, jaleada por la tropa se quitó la camiseta y, ya en biquini, continúo la fiesta.

Enlaces internacionales