Un concierto filonazi clandestino después de una marcha de la ultraderecha en Valencia

, | 28 noviembre, 2018

El Ayuntamiento de Catarroja investiga el local donde se celebró, en un polígono industrial, porque carece de licencia

MIGUEL GIMÉNEZ. ELDIARIO.ES.- El pasado sábado 17 de noviembre, en vísperas del 20N (aniversario de la muerte del dictador Francisco Franco), unas 200 personas participaron en Valencia en una manifestación nocturna de antorchas organizada por España 2000 con el lema de ‘Marcha de la Juventud’, una actividad ambientada con banderas franquistas, simbología nazi y fascista y cánticos de ‘Cara al Sol’ (algunos de ellos incluso en el metro), así como improperios e insultos dirigidos a los partidos de izquierdas.

Posteriormente, tal y como ha publicado el portal Directa.cat, algunos de los ultras participantes en esta marcha, entre ellos un exmilitar neonazi de la Brigada Terrasa procedente de Madrid, asistieron a un concierto del grupo neonazi madrileño ‘Post Mortem’ celebrado en la localidad valenciana de Catarroja coincidiendo con la convocatoria de España 2000. El local donde se celebró el concierto está ubicado en el polígono industrial de este municipio de la comarca valenciana de l’Horta Sud.

Según ha reconocido el concejal de Policía y Urbanismo de Catarroja, Martí Raga, el local, sede de una organización motera, no dispone de licencia para realizar conciertos ni este tipo de actos: “no tenemos constancia y por eso lo estamos investigando”. El regidor apunta que es la primera vez que se realiza una actividad de estas características en la localidad: “No somos un punto de encuentro de la extrema derecha” (Catarroja está gobernada por Compromís y el PSPV). En cuanto a la asociación que gestiona el local, Raga explica que no tiene ninguna vinculación que ellos sepan con ultraderecha: “Han organizado alguna concentración motera o actos benéficos, pero nada más”.

Desde el equipo de gobierno municipal se muestran preocupados porque se celebren este tipo de concentraciones en Catarroja, aunque puntualizan: “No estamos cómodos, pero por mucho que nos desagrade, no es algo que nos competa a nosotros, sino que en todo caso es una competencia de la Delegación del Gobierno”. “Nosotros velaremos por que se cumpla la normativa municipal”, concluye el edil de Policía.

HISTÓRICO

Enlaces internacionales