Un adolescente se suicida en Brasil tras denunciar que era víctima de homofobia por parte de su familia

, | 3 abril, 2018

Consternación en Brasil por el suicidio de un adolescente, Yago Oliveira, después de que denunciara en Facebook la situación de acoso homofóbico de la que era víctima por sus propios familiares una vez sale del armario.

LUIS M. ÁLVAREZ. UNIVERSO GAY.- Residente en la ciudad de Sapé, en Paraíba, al noreste de Brasil, el pasado 18 de enero, Yago Oliveira denuncia en Facebook la terrible situación de acoso homofóbico de la que es víctima por parte de su propia familia que le rechaza desde que asume su orientación sexual. Una situación que algunos de sus amigos confirman en una publicación que acumula innumerables comentarios y ha sido compartida por más de cuarenta y seis mil usuarios. Posteriormente revela que su vida se ha vuelto un «infierno», confesando que habría recibido amenazas por WhatsApp de su propio padre, para terminar suicidándose en la madrugada del 14 de marzo.

El suceso que ha levantado la consternación en Brasil, particularmente desde que una amiga de Yago denunciara que podría no haberse suicidado: «Gente, ¿no fue asesinado e hicieron parecer suicidio? Porque él hizo ese desahogo y murió tiempo después, no enseguida. ¡Deberían investigar a esa familia de enfermos!», publica en Facebook; y de que un medio local publicara una entrevista con sus familiares en la que explican que la propia madre de Yago parece celebrar su muerte al afirmar que «el hombre allá de arriba atendió mi petición. Prefiero un hijo muerto que vivo y pecador. Sería una vergüenza y deshonra muy grande».

El perfil de Yago ha sido transformado en una página de homenaje en la que se incluye la publicación en la que denuncia la hipocresía de su situación familiar:

«Sé que la ropa sucia se lava en casa, pero vamos allá»:

* «Mi abuelo paterno, se casó con mi abuela cuando ella tenía 12 años de edad y él 30, ella se orinó con miedo la primera noche que durmió con él».

* «Mi abuela engañó a mi abuelo y se separaron, mi abuela soltó a todos los hijos por las casas de las hermanas y no crió a ninguno de ellos, así como mi abuelo que empezó a tratar a los hijos del primer matrimonio como extraños sin ni siquiera saludar cuando pasaba delante de ellos en la calle».

* «El hermano de mi abuelo tuvo una hija esquizofrénica, a la cual como él mismo dijo una vez «dio fin», nadie nunca supo lo que le pasó a ella».

* «Mi tío que es pastor evangélico tuvo seis hijos, con tres mujeres diferentes, de los seis él sólo crió a dos, pagaba 50 reales de pensión para que su primera esposa criara a sus otros hijos y creía un absurdo esta cantidad y vivía retrasando la pensión».

* «Ese mismo tío, que es pastor, huyó de Paraíba perseguido por un miembro de la iglesia, después de que ese miembro descubrió que su esposa estaba teniendo relaciones con él».

* «Otro tío abusaba sexualmente de mi tía».

* «Mi tía decía que teníamos que llamar a la empleada doméstica de «María», porque la empleada doméstica no tiene derecho a nombre, como ella misma dijo una vez».

* «Mi abuela dio de regalo a mi primo un diploma de la enseñanza media falsificada, después de haber reprobado miles de veces en la quinta serie y todos coinciden en que mi primo era un caso perdido».

* «Otra tía mía enterró viva una camada de ocho cachorros que su perra tuvo porque simplemente los cachorros nacieron todos hembra».

* «Para mi padre todo negro es marginal, todo servicio mal hecho fue hecho por negro y todas esas cosas racistas que ya conocemos…»

«Pero, según todos los que he citado anteriormente la vergüenza de la familia soy yo, por el simple hecho de que soy gay, al final como ellos dicen, ser gay es pecado, pero ser racista, corrupto, asesino, violador, pedófilo y no criar a los hijos está bien, lo importante es que no seas gay».

Enlaces internacionales