Tres sinagogas de Los Ángeles evacuadas por amenazas de bomba

| 11 Junio, 2017

Las amenazas de bomba contra las instalaciones judías en los Estados Unidos continúan mientras tres sinagogas de Los Ángeles fueron evacuadas tras una serie de amenazas de bombas en línea. Los crímenes de odio interrumpieron las actividades programadas para Shabat el 10 de junio.

JOE LLEYDEN. ENLACE JUDÍO.- Los campus de Glazer e Irmas de Wilshire Boulevard Temple y la sinagoga de la Universidad de Brentwood fueron cerradas poco después de las 8 de la mañana, según el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD). Alrededor de las 12:45 p.m., LAPD despejó todas las ubicaciones para reabrirse.

“Las unidades K9 respondieron a los lugares para asegurarse de que todas las ubicaciones fueran seguras”, dijo un portavoz del LAPD. “En este momento no tenemos amenazas creíbles”.

La policía local y el FBI cerraron recientemente un caso contra un israelí con nacionalidad estadounidense de 18 años que vivía en Ashkelon, Israel, quien fue arrestado en marzo bajo sospecha de ser responsable de una serie de bombas y otras amenazas a comunidades judías en Estados Unidos, Europa, Australia y Nueva Zelanda que datan de alrededor de seis meses.

Sus padres afirman que su hijo tiene problemas mentales, que sufre de autismo severo y un tumor cerebral que afecta a su comportamiento, lo que le llevó a emitir las amenazas. En Israel se ha puesto una orden mordaza a la identidad del sospechoso.

En marzo, un hombre de St. Louis, Juan Thompson, fue arrestado y apareció en la corte federal por una acusación de ciberacoso. Thompson, de 32 años, quien originalmente negó las acusaciones en la corte federal de Nueva York en abril, se ha declarado culpable de amenazar a ocho instalaciones de los JCC (Centros Comunitarios Judíos, por sus siglas en inglés). Los fiscales dijeron en una carta presentada el martes que el tribunal dijo que Thompson entrará en una declaración de culpabilidad cuando comparezca ante el tribunal el 12 de junio.

Funcionarios federales han estado investigando más de 120 amenazas de bomba denunciadas a organizaciones judías en tres docenas de estados desde el 9 de enero y una erupción de vandalismo en cementerios judíos.

El rabino Morley T. Feinstein, de la Sinagoga de la Universidad de Los Ángeles, dijo que un miembro del personal “encontró un correo electrónico que estaba más allá del lenguaje desagradable y horrible” y que su directora ejecutiva, Lisabeth Lobenthal, llamó a la policía.

Unos 10 agentes de policía respondieron a la llamada.

Don Levy, director de marketing y comunicaciones de Wilshire Boulevard Temple, dijo que el sábado por la mañana se produjo una amenaza a través de un formulario de presentación en línea en el sitio web de la sinagoga. LAPD fue notificado inmediatamente y los campus de la sinagoga fueron cerrados. Levy dijo que no había nadie en el campus de Irmas de la sinagoga en West L.A. o en su edificio emblemático Koreatown, el Campus Glazer, en el momento en que se hicieron las amenazas.

“Si bien una comunicación como esa puede llegar a través de algo tan inocuo como un formulario de presentación en línea, las tomamos en serio”, dijo. “Tomamos cualquier amenaza en serio e investigamos a fondo para proteger la seguridad de todos”.

LAPD instó a las comunidades judías a ejercer vigilancia.

“Sólo queremos recordar a la comunidad que tome consciencia de su entorno. Si ven algo, digan algo.

Jonathan Greenblatt, Director Nacional de ADL (Liga Anti Difamación, por sus siglas en inglés), declaró que “ADL apoyaba a la comunidad judía de Los Ángeles después de que las amenazas de bombas contaminaron Shabat, recordándonos que los desafíos persisten”.

Enlaces internacionales