«Rojas, maricones y perros judíos», los insultos de los «Cayetanos» a quienes les exigían mantener la distancia de seguridad

| 17 mayo, 2020

En la concentración también se escucharon gritos y amenazas de muerte: «Sánchez muérete pero antes cómeme el rabo, os quedan dos días, estamos cavando vuestras putas tumbas»

JOSÉ ANTONIO GÓMEZ. DIARIO 16.- La «Rebelión de los Cayetanos» se extiende por los barrios ricos de Madrid. Desde luego, no van a Vallecas, Villaverde o Usera. La clase trabajadora está más concienciada con el respeto a las normas aplicadas para preservar la salud y evitar contagios.

En la tarde de ayer, los «Cayetanos» se trasladaron al barrio de Argüelles, en concreto a la calle Ferraz, donde tiene su sede el PSOE para reclamar la dimisión de Pedro Sánchez. El distrito de Moncloa-Aravaca es uno de los que tiene la renta per cápita más alta, en concreto, el cuarto tras Chamartín, Salamanca y Retiro. Pues ahí es donde se fueron los «Cayetanos» con sus cacerolas, sus polos Spagnolo y sus banderas.

Nuevamente se pudieron ver graves vulneraciones de las normas aplicadas durante el estado de alarma para evitar los contagios y muchos ciudadanos y ciudadanas les echaron en cara que estaban poniendo en riesgo la salud de todos. Sin embargo, los «Cayetanos» son de una casta que, al parecer, es inmune al Covid19. Ellos están mejor alimentados que en los barrios de clase trabajadora. También son impunes a la ley porque son de las clases dominantes y tienen derecho a todo, incluso a poner en riesgo la vida de los demás.

La respuesta de los «Cayetanos» fue la que marca el odio de clase y así lo recogió una ciudadana en su cuenta de Twitter, además de aportar un vídeo en el que se podían escuchar los insultos: «Pareja a mi lado gritaba a los chicos del balcón, que reclamaban el mantenimiento de la distancia de seguridad y “Iros (sic) a Vallecas”. Me he acercado y les he dicho que yo soy de Villaverde, pero que este es mi barrio también. Respuesta: “tengo derecho a tener mi opinión”.

Sin embargo, ahí no acabó todo y los «Cayetanos» pasaron a utilizar los insultos propios de neonazis y de la extrema derecha: » He escuchado: puta roja, vete a fregar; comunistas lavaros (sic); fuera de este barrio, iros (sic) a Vallecas, perros judios, apedrearlos, Sánchez muérete pero antes cómeme el rabo, os quedan dos días, estamos cavando vuestras putas tumbas … «

HISTÓRICO

Enlaces internacionales