Procesados 17 policías portugueses por torturar a negros en una agresión racista

, , | 4 diciembre, 2017

EUROPA PRESS.- Un total de 17 agentes serán juzgados por las presuntas torturas a las que sometieron bajo custodia a varios jóvenes negros del barrio de Cova da Moura, en el extrarradio de Lisboa, unos crímenes que han provocado la indignación de la sociedad portuguesa por sus tintes racistas.

En concreto se les acusa de delitos tipificados de racismo, tortura, secuestro, injurias, ofensas a la integridad física y falsificación agravada de documento, según informa el periódico portugués ‘Público’ en su edición digital.

“Si yo mandara, exterminaría a todos los africanos”, le dijo uno de los agentes a los jóvenes agredidos cuando estaban bajo custodia. “La raza africana tiene que desaparecer de la faz de la tierra” o “Deberían marcharse al Estado Islámico”, fueron otras de las frases pronunciadas por los policías. El pliego de cargos recoge además que uno de los policías apuntó a uno de los jóvenes con una escopeta reglamentaria de balas de goma mientras gritaba “¡Vais a morir todos, negros de mierda!”.

El Tribunal de Instrucción Penal de Sintra ha anunciado la apertura de un proceso judicial contra los acusados y ha exonerado a una subcomisaria que también había sido acusada de estos crímenes. Los hechos ocurrieron el 5 de febrero de 2015, cuando varios jóvenes se colaron en la comisaría de Alfragide, en la localidad de Amadora, tras la detención de otro joven de 24 años por lanzar piedras contra un furgón de la Policía de patrulla en Cova da Moura.

Cinco de ellos fueron detenidos y acusados de “intentar invadir” la comisaría. Fueron puestos en libertad, pero 48 horas más tarde los jóvenes denunciaron agresiones, torturas y discriminación racial. La larga investigación de la Unidad Nacional de Antiterrorismo de la Policía Judiciaria ha concluido que los agentes les golpearon y que sus compañeros hicieron todo lo que pudieron para encubrir lo ocurrido, incluida la falsificación de los atestados y autos de la detención.

La subcomisaria al mando no será juzgada porque no presenció las agresiones ni hay indicios de que haya encubierto lo ocurrido, según la juez de instrucción criminal de Sintra, Ana Paula Costa.

La gran mayoría de los agentes investigados continúan de servicio, aunque otros han pedido baja médica, ha explicado la abogada de 16 de los 17 acusados, Isabel Gomes da Silva. “Todos están fuera de la comisaría de Alfragide porque lo han solicitado”, ha indicado.

Enlaces internacionales