Primera causa por odio en un colegio catalán

, | 10 octubre, 2017

FERNANDO LÁZARO. EL MUNDO.- Ya se ha admitido a trámite la primera denuncia por delitos de odio contra un colegio enCataluña [lea el auto en PDF]. Un juzgado de la localidad leridana de La Seu d’Urgell ha admitido la denuncia contra un centro escolar por incitar al odio a menores. En el punto de mira de la actuación judicial están el director del centro y tres profesores, según explicaron a este periódico fuentes cercanas al proceso.

El instructor de la causa ha encargado ya a la Guardia Civil que recabe informes de lo que ha sucedido en ese colegio, en particular los mensajes que los ahora investigados trasladaban a sus alumnos respecto alreferéndum del 1 de octubre y las actuaciones policiales ordenadas por el juez para impedirlo.

Supone la primera investigación judicial que se inicia en Cataluña contra este tipo de delitos relacionados con las movilizaciones independentistas en la comunidad autónoma. Con la denuncia, el Ministerio del Interior lanza también un mensaje contundente para hacer frente a todos esos ataques sufridos por los integrantes de las Fuerzas de Seguridad del Estado y sus familias.

La denuncia ha partido de dos madres que pusieron en conocimiento de la Fiscalía los hechos ocurridos en la escuela Mossèn Vives de la localidad de La Seu d’Urgell. Recibida la denuncia, el Ministerio Público ha dado a su vez traslado al juzgado, que ahora es quien está dando los primeros pasos en la investigación.

Según relata una de las madres en su denuncia, los profesores manifestaron en horario lectivo ante los alumnos del centro expresiones como que «quienes no voten pueden ir a la cárcel», «la Guardia Civil es mala y pega a la gente» y «hay que votar por Cataluña».

Otra de las madres denunció concretamente a una profesora que puso como deberes a su hija que acompañara a sus padres a votar el 1 de octubre. Asimismo, siempre según la denuncia, esta profesora profirió expresiones como que la huelga promovida por el Govern y las entidades independentistas se hizo «porque le han pegado a la gente que quería votar y han matado a una persona» y se dijo a los alumnos que «los Mossos han defendido a la gente y laPolicía Nacional y la Guardia Civil, no».

No fueron éstas las únicas denuncias sobre la actitud en los colegios. Agentes de la Guardia Civil destinados en Cataluña aseguraron que sus hijos están sufriendo acoso en la escuela a raíz de las últimas actuaciones del Instituto Armado.

Uno de los puntos más calientes es Sant Andreu de la Barca, en la comarca barcelonesa del Baix Llobregat, dado que este municipio alberga el cuartel de la Guardia Civil más grande de toda Cataluña.

En esta localidad, varios agentes alertaron de que tras el 1-O se instó a los alumnos del IES Palau a salir al patio del instituto en protesta por la «violencia policial», ante lo cual muchos de los hijos de los efectivos de la Guardia Civil se sintieron presionados y secundaron la condena para no quedarse en clase y ser señalados.

Asimismo, desde el canal infantil de TV3 se explicó a los niños el 1-O criticando a la «policía española» y alabando la actuación de los Mossos. El coordinador en Cataluña de la Asociación Española de Guardias Civiles, Bartolomé Barba, adelantó su intención de denunciar todas estas situaciones ante la Fiscalía.

Los guardias civiles se quejaron de problemas similares con los agentes destinados en Premià de Mar, donde uno de los guardias explicó que al hijo de un compañero le llamaron «hijo de puta, fascista y asesino» en clase. Además, relató que a su propia hija, estudiante de Primaria, fue increpada tras la entrada de la Guardia Civil en varias consejerías de la Generalitat: «Le dijeron que los agentes éramos unos asesinos y unos matones».

Enlaces internacionales