Los ultras que agredieron a dos policías llegan a un acuerdo para eludir la cárcel

, | 6 abril, 2018

Aceptan condenas de entre seis meses y un año y medio de prisión. La principal acusada deberá pagar además 6.000 euros a la agente atacada

AIDA COLLADO. EL COMERCIO.- Los tres ultras del Sporting acusados de agredir a dos policías el año pasado, antes del partido que enfrentó al equipo gijonés con el Deportivo de La Coruña en El Molinón, podrán eludir la cárcel si cumplen con una serie de medidas que el juez dará a conocer en ejecución de sentencia. Su defensa, ejercida por el letrado Guillermo Calvo, alcanzó ayer un acuerdo con la Fiscalía y la acusación particular, en manos de la abogada Silvia Garrido, por el que reconocieron los hechos que se les imputaban.

La pena más elevada de las comunicadas ayer es la que recae sobre Olaya S. G., acusada de dos delitos: atentado a agente de la autoridad y lesiones. Consiguió pactar un año de prisión por el primero y seis meses por el segundo, así como el pago de una indemnización de 6.000 euros a la agente a la que agredió. En caso de que no abone esta cantidad en concepto de responsabilidad civil, deberá ingresar en la cárcel a pesar de ser la única de los tres enjuiciados ayer que no tiene antecedentes penales.

Ignacio D. R., por su parte, aceptó un año de prisión por un delito de atentado a agente de la autoridad. Asimismo, deberá abonar una multa de 300 euros (cinco euros al día durante dos meses) por un delito de lesiones leves.

Por último, la condena consensuada para Aitor F. G. se limita a seis meses por un delito de desobediencia. Los dos hombres sí tienen antecedentes no computables a efectos de reincidencias. Finalmente, los tres acusados deberán hacerse cargo a partes iguales del pago de las costas del proceso, incluidas las de la acusación.

Para no entrar en prisión, eso sí, todos ellos deberán cumplir con una serie de medidas que el juez especificará en ejecución de sentencia. Para empezar, según fuentes judiciales, es muy posible que el periodo de suspensión -durante el que no podrán cometer ningún delito para mantener vigente el acuerdo y que normalmente dura dos años- sea bastante más largo de lo habitual. Además, no podrán entrar a ningún campo de fútbol ni reunirse con otros miembros de peñas futbolísticas.

En Isabel la Católica

Los hechos acontecieron hace poco más de un año cuando, según recogió la Fiscalía, «dos policías de paisano observaron cómo Aitor F., perteneciente al grupo ‘Ultra Boys’, originaba un altercado en un bar del parque con seguidores del Dépor, huyendo del establecimiento con otros nueve seguidores. En ese momento intervinieron los agentes indicados, los cuales se identificaron verbalmente y portando los carnés profesionales de manera visible. Lograron identificar a cuatro seguidores a la salida del parque». A continuación, según explica el ministerio público, Olaya S. G. le propinó dos puñetazos en la cara a una de las policías intervinientes, al mismo tiempo que la agarraba del pelo. Como consecuencia del ataque, la agente sufrió lesiones de las que tardó en curarse 91 días. Al observar la agresión, su compañero intervino y recibió un puñetazo en la parte posterior de la cabeza. Sufrió lesiones por las que estuvo impedido dos días para su trabajo.

Enlaces internacionales