Los ultras del Marsella, a “destrozar” Lyon y al Atlético en la Europa League

| 16 mayo, 2018

Máxima preocupación entre los dirigentes de la UEFA, que temen que la final se pueda convertir en una batalla campal entre los hinchas radicales de ambos equipos (con los del Lyon de ‘invitados’). 
 
14/05/2018 El Español.- El aficionado rojiblanco, posiblemente, esté tranquilo estos días en lo futbolístico. Sabe que su equipo es superior al Olympique, que comparece con mejores jugadores y que tiene más experiencia en Europa. Los colchoneros, esta vez, no están preocupados en lo deportivo, son favoritos para ganar la Europa League. Sin embargo, sí lo están por lo que pueda ocurrir en las calles de Lyon. Allí, coincidirán ultras del Atlético de Madrid, del Marsella y del equipo de la ciudad. Y, entre todos ellos, familias, niños… y el correspondiente peligro.
 
Por orden, lo que más preocupa es lo que puedan originar los ultras del Olympique de Marsella. Los franceses, que ya protagonizaron incidentes en la Europa League esta temporada –llegaron a acuchillar a dos guardias de seguridad en San Mamés– tuvieron sus más y sus menos con la afición del Atlético de Madrid en 2008. Entonces, unos 1.200 radicales acudieron para jugar un partido de la fase de grupos de la Champions. Pues bien, se enfrentaron con la Policía y tiraron bengalas cuando los agentes trataron de retirar una pancarta que estaba prohibida.
 
Tras aquel incidente, Santos Mirasierra, uno de los líderes, fue detenido por lanzar una silla a la Policía Nacional y enjuiciado. Estuvo en la cárcel seis meses y salió como un héroe. Finalmente, y después de echarse la culpa los unos a los otros por lo ocurrido, el Atlético de Madrid recibió una sanción económica y jugó a puerta cerrada contra el PSV –entre otras cosas, por teóricos gritos racistas contra los jugadores franceses–. El ‘pato’ lo pagaron los colchoneros.

Ahora, y con aquella rencilla aún presente entre aficiones, los ultras de extrema izquierda del Marsella –Trop Puissant, Commando Ultra 84, Fanatics y South Winners– acuden a Lyon con la intención de enfrentarse con los radicales de su eterno rival, de extrema derecha, y “destrozar” la ciudad y el estadio. Y, por este mismo motivo, la policía teme que los aficionados radicales del Atlético de Madrid se sumen a esta particular “fiesta” que no tiene nada que ver con el fútbol. “Esperemos que no pase nada y que todo lo importante suceda en el campo”, deseaba Godín el pasado miércoles en rueda de prensa.

Para garantizar la seguridad, Francia ha puesto en marcha medidas excepcionales de seguridad en los alrededores del estadio que se unen al protocolo antiterrorista. Con ello, los agentes tratarán de velar por el disfrute de los 10.000 aficionados rojiblancos que acudirán a Lyon para ver el partido. Mucho menos de lo esperado, pues el Atlético de Madrid ha tenido que devolver 1.200 entradas a la UEFA. El peligro, entre otras razones –como el escaso cartel de la final y el favoritismo de los colchoneros– ha fomentado la ausencia de muchos socios.

Esta situación, además, la ha alimentado –y calentado– en las últimas horas,Andoni Zubizarreta, director deportivo del conjunto francés: “Si nos vamos a los ultras y a situaciones complicadas, recuerdo algunas imágenes a orillas del Manzanares. Vamos a quedarnos con la gente que va a disfrutar a los partidos y a pasarlo bien, vamos a dejar a los que quedan en los partidos para pegarse”, reconoció.

Con esos precedentes y esta coyuntura, el Atlético de Madrid espera volver a levantar un título. “Llevamos mucho tiempo sin ganar. Este equipo lo necesita para que los mejores jugadores quieran venir y otros se quieran quedar”, reconoció Gabi la semana pasada. Y eso es lo que tratarán de hacer los colchoneros. De primeras, no pensando en el clima que se puede vivir en las calles de Lyon y, de segundas, haciendo valer sus argumentos futbolísticos y deportivos para salir con los brazos en alto de Lyon. Una copa para brindársela a Torres…. ¿y a Griezmann?

Enlaces internacionales