Los neonazis reaparecen en Tennessee

, | 29 octubre, 2017

Las autoridades blindan dos marchas supremacistas para evitar disturbios

CAROLINA MARTÍN. EL MUNDO.- Esta sábado varios centenares de supremacistas blancos y neonazis se dieron cita en Shelbyville y Murfreesboro, dos localidades de Tennessee, bajo el lema ‘la vida de los blancos importa’. La convocatoria de las marchas puso en guardia a las autoridades locales que desde días antes comenzaron a preparase para prevenir posibles altercados, instalando puntos de control y desplegando unidades.

Nadie quiere que se repita la historia de Charlottesville (Virginia) del pasado mes de agosto, donde la concentración acabó con enfrentamientos violentos y murió una joven arrollada por el vehículo de un manifestante neonazi. “Si eres parte del movimiento de supremacistas blancos no eres alguien a quien queremos en Tennessee”, decía el gobernador Bill Haslam un día antes de las manifestaciones.

Ayer mientras estos grupos xenófobos se aproximaban a Shelbyville, algunos asistentes coreaban consignas como “fronteras cerradas, nación blanca, ahora empezamos la deportación“; tampoco faltaron las alusiones a la sangre y la tierra estadounidense.

Entre los participantes que lideraban la marcha se encontraba el Partido Tradicionalista de Trabajadores con Matt Heimbach a la cabeza. “Mi nación es mi gente, mi familia, mi sangre, mi tierra” decía durante la marcha en la que defendía a deportación de inmigrantes. Los organizadores de las marchas ‘white lives matter’ señalaron que protestaban por los asentamientos de refugiados en el centro de Tennessee. “Queremos lanzar nuestro mensaje a los votantes blancos clase trabajadora“, decía Heimbach.

Los discursos se produjeron en una zona apartada de la ciudad, donde también se habían congregado contra-manifestantes que coreaban “no al odio, no al miedo, todo el mundo es bienvenido”. Según recogen los medios estadounidenses, estos superaban en número a los grupos reunidos en torno al Frente Nacionalista y trataron de acallar a los supremacista no sólo con sus cánticos sino con la reproducción del discurso ‘I have a dream’ del Martin Luther King.

En Murfreesboro, la policía estableció una zona para la concentración y dos puntos de entrada -donde poder confiscar cualquier tipo de arma o máscara, que estaban prohibidas-. Las cámaras del canal 5 de Nashville capturaron decenas de de contra-protestantes y muchos menos seguidores del ‘white lives matters’. Horas después de que la hora prevista para el inicio de la marcha, una de las organizaciones convocantes informó que el acto había sido cancelado.

Enlaces internacionales