Los migrantes del Aquarius podrían recibir el estatus de refugiados y personas en acogida

| 13 junio, 2018

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, admite que el Gobierno “no descarta” otorgar ese estatus a las 630 personas que viajan hacia Valencia, pero “pide prudencia”.

12/06/2018 El Público.- La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha admitido que el Gobierno “no descarta” otorgar el estatuto de refugiado a los 630 migrantes que viajan hacia Valencia en el barco Aquarius aunque pide “prudencia”.

“Prefiero ser prudente y no adelantarme a los acontecimientos, porque cada uno tiene que tener el tratamiento médico, humano y jurídico correcto; hay que ver en qué situación están, si están en peligro en sus países y si es así, entonces se les daría la condición de refugiado“, ha explicado Valerio en una entrevista en Los Desayunos de TVE. Al ser preguntada por la posibilidad de que ese estatuto se otorgue a todos los ocupantes del barco Valerio ha respondido “no se descarta claro”.

Este martes por la tarde, la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, sí dio por hecho que se les daría el estatus de refugiados y de personas en acogida

Según Oltra, el Gobierno concederá el estatus de refugiado y de personas en acogida por la situación “de emergencia y excepcionalidad”, al margen de la condición personal de cada uno de ellos, según ha comunicado la Delegación del Gobierno durante la reunión celebrada por la comisión mixta para la atención y acogida de refugiados y desplazados forzosamente, en la que se han adoptado las medias del primer operativo de acogida que se les dispensará a su llegada a València.

Los rescatados ya han puesto rumbo a València, después de que Italia se negara a que el barco de rescate Aquarius, de las ONG SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras, pudiera entrar en sus puertos varios días después de los rescates del fin de semana.

La decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de habilitar el de Valencia como “puerto seguro” ha sido saludada por Europa, aunque las ONG de rescate han expresado su disconformidad con la actitud italiana y han informado de lo arriesgado que suponen más de tres días de viaje para cientos de personas que se han jugado la vida en el mar y ahora sufren diferentes dolencias.

Dos embarcaciones de la Guardia Costera y la Marina Italiana han tenido que acoger a 400 de los rescatados, ya que el Aquarius superaba su capacidad máxima. Las tres embarcaciones partirán este mismo martes, previsiblemente, hacia València y su llegada de espera para dentro de cuatro días.

Durante la reunión de este martes por la tarde en la que han participado la Generalitat, la Delegación del Gobierno, el Ayuntamiento y las ONG Cruz Roja, ACNUR, Cáritas, Cepaim, CEAR y Accem, además de personal policial, también se ha confirmado que los tres barcos atracaran en La Marina porque su calado lo permite, ha detallado que la base logística de coordinación estará en la antigua base del Alinghi utilizada en la Copa del América de hace una década, con una superficie de 1.700 metros cuadrados que ya se ha limpiado, revisado y acondicionado.

Cruz Roja se encargará del operativo a la llegada

Será la Cruz Roja la encargada del operativo de recepción de los migrantes, según ha avanzado Otra. La ONG es la encargada de atender a los migrantes que llegan en patera a las costas españolas y a las vallas de Ceuta y Melilla. Alrededor de 70 miembros de esta ONG prestarán una primera asistencia médica, psicosocial y de traducción a los 629 rescatados, realizarán un triaje médico y se encargarán de las derivaciones a centros hospitalarios que sean necesarios. También les proporcionarán una kit con ropa limpia, alimentos y agua.

Tras esta primera intervención, llega el turno de la filiación policial de lo migrantes y entrevistas para detectar vulnerabilidades y ver qué situación particular de cada uno. Según fuentes de Vicepresidencia del Ejecutivo, que está coordinando todo el operativo, el Ministerio del Interior será el encargado de estudiar la situación de cada una de las personas a bordo ya que podrían tener estatus distintos y hay que determinar qué tipo de protección se les puede dar, por ejemplo otorgándoles la condición de refugiados o asilados. 

En el caso de los más de cien menores, recibirán el estatuto de menores extranjeros no acompañados (mena), cuya tutela recaerá en la comunidad autónoma.

Según la concejala de migración y cooperación del Ayuntamiento de Valencia, Neus Fabregas, tras esta primera fase de recepción se mantendrán nuevas reuniones para dar paso a la fase de acogida. Según la concejala, a la llegada se habilitarán espacios y recursos públicos a lo largo de toda la Comunitat Valencia para alojar a los menores solos, a las mujeres embarazadas, a las familias y adultos, para posteriormente comenzar a organizar la acogida en las diferentes regiones que se han ofrecido durante las últimas horas. Asimismo, habrá personal de los centros Mujer 24 horas, de las Oficinas de Víctimas del Delito y de la Fundación Cavas, que atenderán a las mujeres que hayan podido ser víctimas de agresiones sexuales.  

La comisión también ha sido informada de que se ampliarán los horarios en los centros sanitarios y se duplicará el personal por parte de Fiscalía y de la Administración de Justicia para poder agilizar los trámites de identificación, al igual que de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana autorizará un mayor número de juzgados de guardia para el fin de semana, por si fueran necesarios.

Por su parte, el Colegio Oficial de Abogados de la Comunitat Valenciana tendrá activos a las y los profesionales que forman parte de la sección de migraciones para atender cualquier consulta o necesidad de atención legal que pueda surgir. El dispositivo también incluye intérpretes que ayudarán a las personas acogidas en todos los trámites.

 

Enlaces internacionales