Los insultos al menor agredido en Segorbe: “Gitano de mierda”

, | 7 Junio, 2017

El atestado de la Guardia Civil recoge cómo la cuidadora dio un tortazo a la víctima tras increparle por razón de etnia

El auto de imputación constata la agresión y las lesiones del niño tutelado

JUAN NIETO. EL MUNDO.- «Gitano de mierda» o «si no se lo permito a mis hijos te lo voy a permitir a ti» son algunas de las frases que la Guardia Civil ha incluido en el atestado que ha entregado al juzgado de Segorbe para que investigue la presunta agresión de una cuidadora a un menor durante el traslado que ordenó la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas tras detectar presuntos malos tratos a los niños y niñas que vivían en el centro de acogida La Resurrección.

Las diligencias judiciales se han abierto por los presuntos delitos de maltrato, discriminación racial, odio y xenofobia, y la cuidadora tendrá que declarar próximamente. El juzgado también ha citado en calidad de testigo al conductor del autobús que contrató la Generalitat para trasladar a los menores, a los agentes de la Policía local que presenciaron el suceso y ha pedido a la Conselleria que remita la información necesaria para identificar al resto de menores que viajaban cuando se produjo la presunta agresión.

Según apunta la información a la que ha tenido acceso EL MUNDO, la profesional no negó ante los agentes los hechos pero sí matizó las circunstancias en las que se produjeron. Según su versión, el niño, de etnia gitana, se puso nervioso y agresivo, y los hechos desembocaron en un tortazo que le causó una herida en la cara.

Mientras, el menor relató a los agentes que elaboraron el atestado que la mujer le dijo «gitano de mierda» y que si no le permitía a sus hijos determinados comportamientos a él tampoco. El niño admitió que cuando la cuidadora le insultó él le respondió «paya de mierda» y que estaba nervioso cuando se produjeron los hechos porque no quería dejar Segorbe.

Al objeto de contrastar este relato, el juzgado ya ha citado a la cuidadora, pues considera que ya se ha constado que el parte de lesiones del menor pone de manifiesto la existencia de una supuesta agresión. Los hechos denunciados se produjeron este mes de mayo, en plena crisis por los presuntos abusos que la Conselleria detectó en determinados centros de menores, cuando los internos subían al autobús que ha contratado la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para que regresaran desde los colegios de Segorbe a sus nuevos centros asignados tras el cierre de La Resurrección.

Al parecer, la presunta agresión tuvo lugar cuando finalizaron las clases y los menores tenían que dejar Segorbe. Tras tener conocimiento del incidente las autoridades competentes, se activó el protocolo y hasta el lugar de los hechos se trasladó la Guardia Civil y una ambulancia, según estas fuentes. El traslado a los nuevos centros de los menores tutelados por la Administración se retrasó varias horas por estos hechos.

La Conselleria que lidera la vicepresidenta Mónica Oltra está al tanto de lo sucedido y de las diligencias que practicó la Guardia Civil. Además, se abrió una investigación administrativa y a la empresa que se contrató el servicio de autobús se le solicitó el cambio de monitora.

El pleno de las Cortes de la próxima semana debatirá cómo articular el análisis de la situación del sistema de protección de menores tutelados con una comisión de investigación como propone el PP o a través de una mesa de trabajo, como defienden PSPV y Compromís. Podemos anunció que propondrá una comisión de estudio que aborde la crisis.

Enlaces internacionales