Las compañías dejan sin borrar el 40% de los mensajes online que incitan al odio

| 1 junio, 2017

La CE ha monitorizado las redes para ver si las empresas han cumplido con su compromiso de eliminar los mensajes que inciten al odio. Solo el 59% de los mensajes identificados fueron retirados por Facebook, Twitter, Google o Microsoft

ELDIARIO.ES.- La Comisión Europea ha realizado un seguimiento en Facebook, Twitter, Google y Microsoft para monitorizar los mensajes de odio publicados online y ver qué medidas han tomado las compañías al respecto. 

La xenofobia junto a los comentarios antiislamismo son los más comunes. Pero el discurso del odio online también se vertebra contra personas de distinta etnia, orientación sexual o género, según  el informe de la CE.

Gráfico

Gráfico:  Statista

Un 59% de un total de 2.575 “mensajes de odio” identificados en Facebook, Twitter, Google y Microsoft han sido retirados en el último año, en virtud de un código de conducta firmado entre estas empresas y la Comisión Europea (CE) para combatir el racismo y la xenofobia en la red.

El porcentaje se ha incrementado desde el 28% de mensajes que fueron retirados hace seis meses, durante una primera evaluación del código impulsada por la CE.

“Las empresas necesitan continuar en este sentido, hay todavía muchos aspectos del código en los que hace falta progreso. Facebook ha hecho esfuerzos para retirar los contenidos en el tiempo acordado. El resto tienen que actuar más rápido”, subrayó la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová en declaraciones recogidas por EFE.

Las notificaciones “revisadas” en un plazo de 24 horas han pasado del 40%, en un mismo periodo estudiado hace seis meses, al 51%, aunque, según esta evaluación, Facebook es la única empresa que cumple “completamente el objetivo de revisar la mayoría de las notificaciones en un día”.

Las compañías se comprometieron hace un año a examinar las notificaciones de casos de incitación al odio en internet y a retirar esos mensajes en el plazo de menos de 24 horas, o bien a deshabilitar el acceso a tales contenidos.

Un año después de la firma del código ético, Jourová consideró que ha habido “progresos, aunque algunos retos permanecen”.

Enlaces internacionales