La Policía investiga el incidente provocado por los Brigadas tras el Cádiz-Espanyol

| 2 noviembre, 2018

Los agentes tuvieron que escoltar a los seguidores españolistas hasta San Fernando para evitar que fueran agredidos por los ultras del equipo amarillo a la salida del campo. Los policías cargaron en varias ocasiones para disolver a los radicales que tiraban botellas y piedras

M. ALMAGRO. LA VOZ DE CÁDIZ.- De nuevo, otra vez, lo que debería de ser un motivo de celebración, de alegría tras el éxito cosechado por el equipo amarillo, se pudo convertir en un serio problema de seguridad debido a la actitud de un grupo de violentos. La victoria cosechada este jueves por el Cádiz en Copa del Rey en Carranza ante el Espanyol por 2 a 1 no sirvió al parecer para apaciguar los ánimos de los que quisieron reventar dicho triunfo y rematarlo con comportamientos que nada tienen que ver con el deporte.

La Policía Nacional investigará los incidentes producidos anoche en los aledaños del Estadio Carranza. Un grupo de Brigadas Amarillas se empeñó en agredir a la treintena de aficionados del Espanyol que habían viajado hasta Cádiz para animar a su equipo.

Los hechos sucedieron al término del encuentro. Todavía en el campo, tras el pitido final, los ultras de ambos equipos se empezaron a cruzar algunos insultos, a distancia, de una grada a otra. Pero no quedó ahí. Mientras que los Brigadas salían, los seguidores del equipo rival, como es habitual, esperaron en sus asientos y también en el interior del Estadio para abandonarlo acompañados de los agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional e impedir así cualquier altercado.

Debido al cariz que estaba tomando la situación tuvieron que esperar sin salir del estadio más de media hora. Ya, cuando estaban siendo acompañados ‘embolsados’ (rodeados por policías) por uno de estos equipos de agentes, al doblar la esquina del Fondo Norte encarando ya la avenida Juan Carlos I, comenzaron a recibir nuevos insultos y amenazas por parte de un grupo de Brigadas Amarillas. La situación empeoró, ya que según iban andando hacia la avenida, de diferentes calles fueron saliendo más brigadas que les increpaban y amenazaban por lo que todos los agentes se desplegaron por la zona para evitar que tomaran contacto.

Según fuentes consultadas, los ultras del Cádiz tiraron piedras y botellas por lo que los agentes se vieron obligados a cargar para disolverlos y que nadie, ni aficionados ni los propios policías, resultara herido. El incidente se repitió nuevamente a las puertas de la estación de tren donde los radicales se encararon otra vez con la Policía con la supuesta intención de agredir a los españolistas, pero la rapidez y contundencia de la intervención policial evitó que se produjera una batalla campal en medio de la avenida Juan Carlos I con el riesgo añadido de que todavía había público y vecinos en la calle.

Los seguidores pericos tuvieron finalmente que ser escoltados hasta Bahía Sur, donde tenían sus vehículos, para impedir que no se produjera ningún altercado más ya que, entre las numerosas amenazas que recibieron, les dijeron que iban a ir a buscarlos.

Castigo judicial y deportivo

Pues bien, tras estos incidentes, se tomarán dos caminos para que estas conductas agresivas y antideportivas no queden impunes. Por un lado, el grupo de Información de la Policía Nacional recabará datos e imágenes a fin de identificar a los causantes de los altercados. Ya hay alguno reconocido. Los autores podrían estar acusados de los delitos de desórdenes públicos y atentado a agente de la autoridad por haberles lanzado botellas y objetos, además de increpado y amenazado.

Y por otro lado, la Comisión Antiviolencia también podrá tomar cartas en el asunto debido a que los hechos se produjeron en el contexto de un partido de fútbol y en una instalación deportiva. Será el coordinador de seguridad del campo quien en su informe y acta refleje lo ocurrido y lo trasladará a Madrid. En este sentido, las sanciones económicas previstas por la Comisión para los autores de estos hechos suelen alcanzar los miles de euros de multa, además de la prohibición de entrar en cualquier complejo deportivo por un largo período de tiempo.

Enlaces internacionales