La masacre terrorista contra la mezquita de Egipto deja 305 muertos

, , | 24 noviembre, 2017

Los atacantes colocaron artefactos explosivos alrededor de la mezquita dirigida por una orden sufí y los detonaron a la salida de los fieles del rezo

Tras las explosiones, los terroristas dispararon a las personas que intentaban escapar 

EFE. ELDIARIO.ES.- Al menos 305 personas murieron, entre ellas 27 niños, y 128 resultaron heridas en el ataque terrorista perpetrado este viernes contra una mezquita frecuentada por sufíes en el norte del Sinaí, en el noreste de Egipto, según un último recuento de la Fiscalía General egipcia.

El ataque, que todavía no ha sido reivindicado, en la mezquita Al Rauda, en Bear al Abd, al oeste de Al Arish -capital del norte del Sinaí-, se produjo en el inicio del sermón del viernes -día sagrado para los musulmanes- cuando los fieles se vieron sorprendidos por “entre 25 y 30 elementos takfiríes (radicales)” que, según la fiscalía, izaron “la bandera del Dáesh”, acrónimo en árabe del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Los atacantes colocaron artefactos explosivos alrededor de la mezquita Al Rauda, situada en el distrito de Bear al Abd, en el extrarradio de Al Arish, y los hicieron detonar a la salida de los fieles del rezo del viernes –día sagrado para los musulmanes–, informó a Efe una fuente de seguridad.

Tras las explosiones, los terroristas dispararon a las personas que intentaban escapar de la mezquita en un ataque considerado como uno de los más mortíferos en la historia reciente de Egipto. Las ambulancias acudieron rápidamente al lugar de los hechos, mientras que las fuerzas de seguridad egipcias empezaron la persecución de los atacantes.

La mezquita es conocida por haber sido construida por una orden de tendencia sufí, objetivo de ataques yihadistas en varios países del mundo. En 2013, la tumba de un jeque sufí venerada por sus fieles sufrió un ataque con bomba en otra localidad del Sinaí. Eso no quiere decir que todas las víctimas del atentado del viernes sean sufíes, ya que es habitual que los egipcios acudan a mezquitas con independencia de la identidad de las personas o grupos que levantaron ese templo.

Una hipótesis manejada en las primeras horas tras el ataque es que esa mezquita fuera frecuentada por los miembros de una tribu beduina que ha colaborado con las fuerzas de seguridad en la lucha contra grupos yihadistas. 

El Ministerio de Sanidad ha elevado la alerta en el servicio de ambulancias y todos los hospitales de la provincia, apuntó la agencia MENA. El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, se ha reunido con el Consejo de Defensa Nacional para abordar el ataque.

La presidencia egipcia ha declarado tres días de luto nacional por las víctimas, que todavía no ha sido reivindicado. En la provincia del Norte del Sinaí opera la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que lleva el nombre de Wilayat Sina, y que se ha atribuido la mayoría de los atentados ocurridos en los últimos años en el país.

Desde el pasado diciembre, Egipto ha vivido una serie de atentados contra los cristianos coptos y el país se encuentra en estado de emergencia desde abril por los atentados contra dos iglesias coptas en el delta del Nilo.

Enlaces internacionales