La ‘mano derecha’ de Santiago Abascal fue condenado por un ataque ultra a Pablo Iglesias

| 5 abril, 2019

Kiko Méndez Monasterio, principal asesor del líder de Vox, participó en una agresión ultraderechista a tres estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid entre los que se encontraba el hoy líder de Podemos
Por esta agresión, el considerado como “hombre de confianza” de Abascal fue condenado en 1999 por lesiones y amenazas

MARIELA RUBIO. CADENA SER.- Kiko Méndez Monasterio, considerado la ‘mano derecha’ del presidente de Vox, Santiago Abascal, fue condenado en 1999 por agredir, junto con otro ultraderechista, a un grupo de jóvenes de la Unión de Estudiantes Progresistas y de Izquierdas de la facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, según ha adelantado la Cadena SER. Entre esos jóvenes se encontraba Pablo Iglesias, actual líder de Podemos, que tenía 19 años.

“Os vamos a rajar” y “os vamos a acuchillar”. Estas fueron las expresiones utilizadas durante el ataque perpetrado por Kiko Méndez Monasterio y otro ultraderechista contra un grupo de jóvenes de la Unión de Estudiantes Progresistas y de Izquierdas de la facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.

La agresión tuvo lugar el 17 de marzo de 1998 y los estudiantes que recibieron los “golpes y patadas” fueron R.G., M.L. y el actual secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien entonces tenía 19 años.

Así se recoge en la sentencia del juzgado de instrucción número 8 de Plaza de Castilla en Madrid dictada el 26 de abril de 1999 y en la que se condenó a los agresores, Kiko Méndez Monasterio y Marcos Calero, como responsables de dos faltas de lesiones y amenazas por las que hubieron de indemnizar económicamente a Pablo Iglesias y sus dos compañeros.

Pertenecientes al partido ultra de Ynestrillas

Tanto Kiko Méndez Monasterio como su compañero eran en el momento de la agresión militantes de la ultraderechista Alianza por la Unidad Nacional (AUN), formación dirigida por el líder falangista Ricardo Sáenz de Ynestrillas. Según declararon los agredidos durante la investigación policial, el ataque se produjo cuando la Unión de Estudiantes Progresistas y de Izquierdas retiró en la Facultad de Derecho un cartel anónimo en el que se leía: “Gracias Pinochet por los 25 años de paz y justicia”, lo que provocó, según su testimonio, la violenta respuesta de los ultras.

El principal asesor de Abascal

Kiko Méndez Monasterio es hoy el principal asesor del líder de Vox, Santiago Abascal. Es el responsable de elaborar los discursos para el candidato a la presidencia del partido y considerado la mano derecha y el “hombre de confianza” de Abascal.

De hecho, así se refirieron a él el pasado miércoles durante la presentación del libro de Fernando Sánchez Dragó La España vertebrada, que resume tres días de conversación con Santiago Abascal y con el propio Kiko Méndez Monasterio. “Es el hombre de confianza y mano derecha de Santi… Es el Malraux de De Gaulle“, dijo de él Sánchez Dragó, mientras sentado a su lado, Santiago Abascal asentía

Vox se comprometió a expulsar a condenados por agresiones o maltrato

El departamento de prensa de Vox se ha negado a responder a las preguntas de la Cadena SER. Sin embargo, el secretario general del partido, Javier Ortega Smith, sí se pronunció la pasada semana sobre la postura del partido acerca de un caso semejante. Preguntado por el caso de un miembro de Vox en Toledo que según reveló La Marea fue condenado por una agresión neonazi en 1995, Ortega Smith afirmó lo siguiente: “Se le ha abierto expediente porque si en nuestras filas hay alguna persona que lleve aparejados esos hechos, eso es contrario a nuestros valores y estatutos y será expulsado. Nosotros no hacemos como Podemos que lleva en sus listas a condenados por violación o maltrato. Nosotros somos un partido serio”. Así de contundente fue el número dos de Vox en una entrevista en Antena 3.

Kiko Méndez Monasterio, en conversación con la Cadena SER, ha relativizado los hechos hablando de “algo que sucedió hace veinte años” y por lo que simplemente “pagó una multa cuya cuantía se rebajó tras un recurso”

La sentencia de la Audiencia de Madrid

PEDRO JIMÉNEZ

El tribunal confirmó la condena a Francisco de Paula por los delitos de lesiones y amenazas aunque rebajó la indemnización que tuvo que abonar a las víctimas porque no tenía ingresos.

La sección sexta de la Audiencia de Madrid confirmó la condena de un juzgado de instrucción a la mano derecha de Santiago Abascal por los delitos de amenazas y lesiones el 28 de enero de 2000. La sala rechazó el recurso de De Paula, que consideró que se había vulnerado su derecho a la presunción de inocencia, porque no se había practicado una “rueda de reconocimiento” para identificarle.

Los magistrados le responden que “ha estado plenamente identificado desde el primer momento porque los perjudicados dieron las señas físicas de sus agresores -señalando además que uno de ellos tenía unas tijeras- así como que estuvieron presentes en el tumulto producido en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense”.

Sin embargo, la Audiencia de Madrid rebaja la multa impuesta a Francisco de Paula y a su compañero por la paliza propinada a Pablo Iglesias y a sus amigos. El juzgado de instrucción la cifró en 70.000 de las antiguas pesetas y la sala la reduce a 14.000 pesetas –unos 85 euros- porque “no se ha tenido en cuenta su condición de estudiantes y que carecen de ingresos”. La responsabilidad civil a la que tuvieron que hacer frente se mantuvo en las 105.000 pesetas, 630 euros.

Como explica este medio de comunicación, el juzgado de instrucción número 8 de Plaza de Castilla en Madrid dictó una sentencia el 26 de abril de 1999 en la que condenaba a Monasterio y a Marcos Calero, el otro ultraderechista, como responsables de dos faltas de lesiones y amenazas por las que tuvieron de indemnizar económicamente a Iglesias y a dos compañeros–que responden a las siglas de R.G. y M.L.

La agresión tuvo lugar un año antes, el 17 de marzo de 1998. Fue un ataque ultra perpretado por Kiko Méndez Monasterio y Marcos Calero. Iglesias y los otros dos jóvenes recibieron “golpes y patadas” bajo el grito “Os vamos a rajar” y “Os vamos a acuchillar”. Monasterio y Calero eran miembros de la ultraderechista Alianza por la Unidad Nacional (AUN), formación dirigida por Ricardo Sáenz de Ynestrillas.

En TeleMadrid, Pablo Iglesias denunció la agresión que sufrió: “Fuimos agredidos tres compañeros de esta asociación por un grupo de 20 neonazis que nos llenaron de patadas. Los tres compañeros con contusiones en las piernas y el tórax y puñetazos. Roberto con el pómulo de un ojo inflamado e insultos del tipo ‘rojos de mierda'”.

En una entrevista concedida este viernes a Antena 3, Iglesias ha dicho que él “cree en la reinserción”. “Fue condenado y pagó la multa. Formaba parte de una organización de neonazis y ahora está con Abascal”, ha añadido en referencia a Monasterio.

Como informa la Cadena Ser, los agredidos declararon que el ataque ultra se produjo cuando la Unión de Estudiantes Progresistas y de Izquierdas retiró en la Facultad de Derecho un cartel anónimo en el que se leía: “Gracias Pinochet por los 25 años de paz y justicia”.

El periodista y escritor Kiko Méndez Monasterio aparece presentado en el libro de Fernando Sánchez Dragó sobre el líder de Vox como el “hombre de confianza de Abascal”. Incluso, supervisó la entrevista y participó en algunas contestaciones para apoyar a su jefe. Méndez ha comentado a la Cadena Ser que la agresión a Iglesias y a otros dos jóvenes de izquierdas “sucedió hace veinte años” y que simplemente pagó “una multa cuya cuantía se rebajó tras un recurso”.

HISTÓRICO

Enlaces internacionales