La comunidad musulmana pide más protección para las mezquitas en Alemania

, | 11 marzo, 2018

Tras dos ataques incendiarios durante el fin de semana y otro más contra una asociación cultural turca, las sospechas ya no se dirigen únicamente a la extrema derecha, sino también a militantes de origen kurdo.

DW.- El incendio, aparentemente premeditado, en una mezquita de Berlín durante la madrugada del domingo (11.03.2018) suma el ataque deliberado número 24 contra centros religiosos musulmanes en lo que va de año en Alemania, según un comunicado de prensa de la Unión Turco-Islámica de Asuntos Religiosos (Ditib, por sus siglas en turco). Esta agrupación , que representa a 900 asociaciones islámicas turcas en Alemania y a aproximadamente el 70% de los musulmanes residentes en el país. pidió a las autoridades alemanas que garantice protección a los lugares de culto musulmanes, que investigue la autoría de estos atentados y que lleve a los culpables ante la justicia.

La asociación advirtió que era “una cuestión de tiempo” que alguien resulte herido y acusó a los políticos alemanes y a la sociedad de guardar silencio sobre la discriminación y los ataques diarios dirigidos contra los musulmanes. Ditib, organización cercana al gobierno turco, afirma que este silencio ha sido interpretado como una tolerancia tácita de sus actos por extremistas de extrema derecha y “ramas de grupos terroristas extranjeros”. Con esta expresión señala indirectamente a militantes kurdos.

La policía dijo que la mezquita en el distrito de Reinickendorf, en Berlín, fue incendiada por tres adolescentes. Nadie resultó herido, pero los administradores de la mezquita explican que todo el interior del edificio fue destruido. “Según los primeros indicios, partimos de un ataque con motivaciones políticas”, subraya la policía en un comunicado, que precisa que la unidad de la Oficina de Investigación Criminal de Berlín (LKA) encargada de investigar este tipo de delitos ha asumido la investigación. La policía precisó que algunos testigos oyeron hacia las 02.00 de la madrugada (01.00 GMT) ruido de cristales y vieron a tres jóvenes sospechosos que huían del lugar de los hechos.

“Tolerancia tácita”

En incidentes separados, se lanzaron bombas incendiarias contra una asociación de inmigrantes turcos en la ciudad occidental de Meschede, también el domingo, y otro el viernes en una mezquita perteneciente a la comunidad islámica Milli Görü en Lauffen, en el sur de Alemania, que pudo ser sofocado sin ayuda por el propio imán del templo. Nadie resultó herido en esos ataques, que aún están siendo investigados.

El Ministerio del Interior de Alemania publicó recientemente cifras que muestran que alrededor de 950 delitos antimusulmanes se llevaron a cabo en Alemania en 2017. Muchos de esos crímenes fueron cometidos por elementos de extrema derecha. La policía alemana también está buscando posibles motivos políticos detrás de los últimos ataques de las mezquitas, en medio de la creciente ira entre la comunidad kurda en la ofensiva militar turca contra la región de Afrin controlada por los kurdos en el norte de Siria.

HISTÓRICO

Enlaces internacionales