Kenia prohíbe la emisión de la serie de Disney “Andi Mack” por introducir un personaje LGTB

, | 6 noviembre, 2017

Como informamos hace pocos días, la serie de Disney Andi Mack, dirigida mayoritariamente al público preadolescente, ha decidido dar un giro a uno de sus personajes. Se trata de Cyrus Goodman (interpretado por el joven actor Joshua Rush), que en el primer episodio de la segunda temporada, emitido en Estados Unidos el pasado 27 de octubre, revela a su amiga Buffy que siente algo por Jonah, otro de los personajes masculinos de la serie. Algo que, además de desencadenar la reacción airada de grupos ultraconservadores, ha provocado el anuncio de la prohibición de la serie en Kenia.

DOS MANZANAS.- Que grupos como One Million Moms (que no es más que una división de la ultraconservadora American Family Association) hayan llamado al boicot de Disney a no ser que retire la serie no resulta especialmente sorprendente: se trata de una práctica habitual de estos grupos contra empresas que adoptan políticas de visibilidad LGTB en sus campañas de publicidad o en sus productos. Más llamativo es lo que ha sucedido en Kenia, país que prohibirá la emisión de la serie. El encargado de anunciar el veto ha sido Ezekiel Mutua, consejero delegado del Kenya Film Classification Board (KFCB), órgano gubernamental keniata que regula la programación y la clasificación de los contenidos audiovisuales en los medios.

A través de Twitter, Mutua hacía públicas hace una semana dos imágenes del comunicado de MultiChoice, la compañía que emite las series de Disney en Kenia a través de un canal de pago, en el que esta se comprometía a no emitir la serie en respuesta a un requerimiento del KFCB. Acompañaba las imágenes con una frase que no deja lugar a dudas sobre su posición: “Caerá todo el peso de la ley contra cualquier intento de emitir un programa gay en Kenia”.

No contento con su afirmación, Mutua añadía en otro tuit que “la homosexualidad va contra la cultura y los valores colectivos de los ciudadanos de Kenia”. También aseguraba, en sucesivos mensajes, que “hay que enseñarles a los niños que la familia es la unión entre dos personas de géneros diferentes” y que “el contenido que promueve las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo va contra la cultura, es retrógrado e ilegal en Kenia”.

Por si eso fuera poco, Ezekiel Mutua escribía un mensaje en Facebook en el que aseguraba que hay que proteger a los niños de la exposición a “contenidos inapropiados” y proteger a la familia como una institución “sagrada”.

“El contenido gay no se emitirá en Kenia… Punto. Cuando se trata de proteger a los niños de la exposición a contenidos inapropiados estamos decididos y sin remordimientos. La institución de la familia es sagrada. Es la unidad básica de la sociedad y se forma por la unión entre un hombre y una mujer. Cualquier otra doctrina, enseñanza o información es una herejía y una farsa”, aseguraba.

En resumen, la televisión keniana vetará uno de los mayores pasos a favor del colectivo LGTB que ha llevado a cabo Disney: introducir entre los personajes principales de una serie a un adolescente LGTB y hacer visible esta realidad en un medio en el que la edad media del público oscila entre los 9 y 16 años. Un avance sobre el que las autoridades de Kenia imponen su homofobia de Estado.

Enlaces internacionales