Indignación en Francia contra un rapero que insta a “matar bebés blancos”

, , | 27 septiembre, 2018

La justicia francesa investiga al artista, que niega querer incitar al odio en su último vídeo, condenado por toda la esfera política

SILVIA AYUSO. EL PAÍS.- La justicia francesa ha abierto una investigación por “provocación pública a la comisión de un crimen o un delito” contra un rapero que en su último vídeo musical llama a “matar a bebés blancos” y a “colgar a sus padres”. Aunque el autor, el hasta ahora casi desconocido Nick Conrad, niega haber incitado al odio y asegura que solo quería demostrar “las injusticias vividas desde la esclavitud” por la comunidad negra a la que él pertenece, el clip ha recibido una amplia condena tanto desde el mundo de la política como de organizaciones antirracistas.

El vídeo “PLB” (Pendez les blancs, colgad a los blancos) abre con la escena de un hombre blanco y semidesnudo que sale despavorido de un garaje mientras una voz recita: “Huye para salvar tu vida, huye para salvar tu piel”. A continuación, el hombre cae abatido por un tiro en la espalda, mientras se arrastra por la calle, malherido y seguido de dos hombres negros y armados. Uno de ellos, el propio Nick Conrad, rapea: “Entro en las guarderías, mato a bebés blancos, atrapadlos rápido y colgad a sus padres (…) golpeadlos fuerte, hacedlo de verdad, que apeste a muerte, que meen sangre”.

El vídeo —que pese a que varias plataformas aseguraron que lo habían retirado se podía seguir viendo este jueves en YouTube, como ha comprobado este periódico— continúa mostrando, en una escena inspirada en la película sobre neonazis American History X, cómo Conrad obliga al hombre blanco a colocar su boca abierta sobre el bordillo de la calle y, a continuación, el rapero levanta su bota para propinar una patada contra la cabeza a la víctima, que acaba pendiendo colgada de un árbol mientras el rapero se fuma un puro.

Según detalla el diario Le Monde, el vídeo había pasado prácticamente desapercibido —Conrad apenas tiene seguidores en sus redes sociales— cuando fue lanzado, a mediados de mes, a pesar incluso de que el humorista Dieudonné, muy controvertido por sus parodias antisemitas y negacionistas, hizo una mención al mismo (aunque, tras la polémica, se distanció del rapero). Hasta que, en la mañana del miércoles, comenzó a circular entre círculos identitarios y llegó a un responsable del ultraderechista Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen, Grégory Roose, que publicó un artículo al respecto.

A partir de ahí, las condenas se produjeron en cadena entre los políticos, tanto de derechas como de izquierdas, hasta llegar al Gobierno. El ministro del Interior, Gérard Collomb, ha condenado en un tuit “sin reservas esos comentarios abyectos y esos ataques ignominiosos”. En declaraciones posteriores, ha considerado “totalmente inadmisible letras como esa”. Sobre todo porque, ha continuado, “como rapero, entre sus seguidores tiene a jóvenes y es así que se producen las peores perversiones de nuestra sociedad”.

“El Gobierno condena con la mayor firmeza las letras asquerosas y que incitan al odio de @jazzconrad. Aquellos que las difunden cargan una pesada responsabilidad y deben reaccionar lo más rápido posible”, ha tuiteado por su parte el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux.

Poco después, la fiscalía anunciaba la apertura de una investigación. Según la Agencia France Presse, de llegar a juicio, Conrad podría afrontar una condena de hasta cinco años de cárcel y 45.000 euros de multa en virtud del artículo 24 de la ley de 1981 sobre la libertad de prensa.

El rapero, visiblemente preocupado por el eco que ha provocado su vídeo en las últimas horas, se ha apresurado a asegurar en diversas entrevistas a medios franceses que en ningún momento ha pretendido incitar al odio sino “alentar a reflexionar” mediante una “inversión de papeles” para que “tanto blancos como negros puedan darse cuenta de la situación”, dijo a la emisora RTL.

Pero sus declaraciones no han convencido a casi nadie. “La libertad de creación no es la libertad de llamar a colgar a los blancos por el color de su piel”, ha argumentado la Liga contra el Racismo, el Antisemitismo y las discriminaciones (LICRA) en un comunicado en el que también anunciaba su intención de denunciar al rapero ante la justicia. También el responsable de la Delegación Interministerial para la Lucha contra el Racismo, el Antisemitismo y el odio anti-LGTB (Dilcrah), Frédéric Potier, ha tildado las letras de PLB de  “explícitas e insoportables” y revelado que había denunciado su contenido a la fiscalía por incitación al odio racial.

Enlaces internacionales