“He tenido suficiente”: el futbolista harto del racismo que quiere dejarlo

, | 5 abril, 2019

Danny Rose, lateral del Tottenham, dice que tiene no puede esperar a dejar el fútbol por culpa de los gritos racistas que recibe en los estadios de la Premier y cuando juega con la selección

EL CONFIDENCIAL.- Dos días después de que Moise Kean, jugador de la Juventus, recibiera insultos racistas en Cagliari, Danny Rose, jugador del Tottenham, admitió que no puede esperar a dejar el fútbol por culpa del racismo que sufre y la ausencia de medidas contundentes para combatirlo por parte de los organismos futbolísticos.

“He tenido suficiente”, dijo el lateral de Tottenham. “Ahora mismo, pienso: Me quedan cinco o seis años más en el fútbol y estoy deseando retirarme. Viendo cómo se están haciendo las cosas, solo quiero salir de esto. Así es como me siento. Me quedan cinco o seis años y quiero disfrutar el fútbol todo lo que pueda. Hay demasiada política, y para ser honestos estoy deseando dejarlo”.

Las palabras de Rose llegan después de lo sucedido en el Montenegro-Inglaterra de clasificación para la Eurolcopa jugado el 25 de marzo en Podgorica. Durante el partido, ganado 1-5 por los visitantes, los jugadores ingleses negros recibieron insultos y gritos racistas. La UEFA abrió una investigación, pero Rose no es optimista con lo que pueda decidir el máximo organismo del fútbol europeo. “Cuando los países solo son multados con lo que yo probablemente gasta en una noche en Londres, ¿qué puedes esperar?”, se pregunta Rose. “Cuando el castigo no es duro, ¿qué puedes esperar?”, declaró al ‘Daily Mirror’.

Fermín de la CalleEl Real Madrid y el agente se reunirán para desbloquear la negativa a salir del futbolista, quien se aferra a su generosa ficha y a su contrato hasta 2022

“Ves a mi entrenador en el Tottenham (Mauricio Pochettino) sancionado con dos partidos por encararse a Mike Dean (árbitro) en Burnley. Pero un país solo recibe una pequeña multa por racismo. Es un poco una farsa. Así estamos en el fútbol, y hasta que no haya un castigo más duro no hay nada más que podamos esperar”, recrimina Rose.

El jugador del Tottenham explica que el seleccionador inglés, Gareth Southgate, les dijo que apoyaría su decisión de abandonar el partido si recibían insultos racistas, pero que lo único que querían era conseguir los tres puntos y salir cuanto antes del país.

La postura de Southgate contrasta con la de Matteo Bonucci y Massimiliano Allegri, jugador y entrenador de la Juventus. Los dos condenaron los gritos racistas proferidos a Kean en Cagliari, pero también recriminaron al jugador su gesto desafiante cuando marcó el gol. Ambos, sobre todo Bonucci, han sido criticados con dureza por varios jugadores en activo y retirados.

El más duro fue Liliam Thuram, que dijo que los jugadores negros deben hacer frente a gente como Bonucci. “Su reacción (la de Bonucci) es tan violenta como los gritos de mono (dirigidos a Kean). Es como cuando una mujer joven es violada y algunas personas hablan de cómo va vestida. Es a causa de esa gente por lo que no avanzamos”, dijo el francés.

HISTÓRICO

Enlaces internacionales