Guerra en la ultraderecha por la financiación ‘ilegal’ de VOX

| 12 julio, 2018

“Son burdas mentiras y además son querellables”, defienden desde el partido de Santiago Abascal

12/07/2018 El Plural.- Una web de ultraderecha, pariente cercana de aquella que desveló la identidad de la víctima de La Manada, se está estrenando en las redes sociales publicando artículos anónimos en los que acusa al partido VOX y a su presidente, Santiago Abascal, de financiación ilegal, de haber formado parte de la trama Gürtel y, en el colmo del delirio, de ser producto de una conspiración judía y del CNI (Centro Nacional de Inteligencia, el servicio secreto español) para hacer de “cortafuegos” que impida una alternativa política que defienda el auténtico patriotismo social y la unidad inquebrantable de la patria.

La serie de artículos, que amenazan con continuar en próximos días, insinúa además que hay una “conexión Pekín, Jerusalén, Madrid” con la financiación de VOX, además de contar con testimonios tan valiosos como los de un exmilitante de VOX que pensaba que el expresidente Rodríguez Zapatero había sido profetizado por Nostradamus

“Es de psiquiátrico”, comenta a ElPlural  Javier Ortega, secretario general de VOX: “Son burdas mentiras y además son querellables”.

Ortega considera que las acusaciones que se vierten en esos escritos anónimos sobrepasan todos los límites: “Sabemos que estamos en política y no nos solemos quejar acerca de lo que dicen de nosotros, pero esto está escrito por personas que no sólo nos quieren desprestigiar, sino que van a hacernos daño personal”.

Los 120.000 euros de Gürtel que eran pesetas

El secretario general de VOX se refiere a la acusación de que su formación se financió ilegalmente décadas antes de existir, mediante la adquisición del padre de su actual presidente, Santiago Abascal, de unos supuestos 120.000 euros de la trama de financiación ilegal del PP. La realidad es que a Santiago Abascal Esculza, político del PP vasco mientras ETA aún existía, la izquierda abertzale le quemó repetidamente su tienda de ropa, por lo que recibió de su partido 12.000 euros (dos millones de pesetas de entonces) para poder instalar cristales blindados. Más adelante se descubriría que ese dinero salió de la “Caja B” del Partido Popular, algo de lo que Abascal Esculza no era consciente, según testificó durante uno de los juicios de Gürtel en la Audiencia Nacional.

Acusaciones parecidas se vierten sobre Santiago Abascal Conde, su hijo, acusándole de enriquecerse con cargos públicos en la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre, algo que también desmiente indignado Ortega Smith: “Abascal entró para cerrar una fundación que era un gasto inútil y se dejó a sí mismo sin empleo al hacerlo”. 

Maniobras de la ultraderecha antisistema

El secretario general de VOX no puede ocultar su indignación por lo publicado en esa web -y que ha sido copiado por diferentes blogs y páginas de ultraderecha-, que le parece una “maniobra estúpida de panfletos que tienen detrás a grupos de extrema derecha; los de siempre rabiososporque ven que alguien consigue resultados haciendo las cosas bien”. Ortega rechaza en principio relacionar directamente a partidos y grupúsculos de ultras con estos artículos, pero sí cree que las encuestas que dan a VOX representación en el Congreso -o en el Parlamento Europeo-, han despertado resquemor en la derecha antisistema, un espectro ideológico en el que no ubica a su formación. La reciente coalición formada por cuatro partidos ultras le parece “una de suma de muchas de siglas de gente que luego cabe en un autobús”. 

“No somos antisistema” dice Ortega, que reitera su compromiso y el de su partido en defensa del Estado de Derecho, de la democracia y de la Constitución. De hecho, para el político madrileño, su partido es el “único” que de verdad defiende la Constitución.  En cualquier caso, una vez se querellen contra la web que les acusa, cree que se sabrá “quién hay detrás” porque tendrán que explicarlo en los juzgados. 

Enlaces internacionales