Grupos neonazis reclutan británicos para luchar en Ucrania

| 2 marzo, 2018

THE GUARDIAN.- Los grupos neonazis involucrados en los combates en Ucrania están buscando activamente reclutar activistas británicos de extrema derecha, advirtió un importante organismo antifascista.

Se cree que al menos dos británicos han viajado al país de Europa oriental devastado por la guerra en los últimos meses después de que las personas vinculadas al batallón de Azov, una notoria milicia fascista ucraniana, les hayan alentado, según Hope Not Hate.

La advertencia se produce solo cuatro días después de que el jefe saliente de la policía antiterrorista del Reino Unido, Mark Rowley, reveló que cuatro complots terroristas de extrema derecha se habían frustrado en el 2017 y grupos de extrema derecha buscaban construir redes internacionales.

Según Hope Not Hate, un grupo llamado Misanthropic Division, que está vinculado al batallón Azov, está trabajando con representantes de grupos de extrema derecha con sede en el Reino Unido, incluida la organización terrorista proscrita National Action y un grupo ultranacionalista polaco radicado en Londres, para reclutar activistas para viajar a Ucrania.

Sin embargo, Hope Not Hate dijo que creía que solo dos o tres personas habían abandonado Gran Bretaña para luchar en Ucrania, «y parece que ninguno llegó a las filas de la extrema derecha establecida».

Pero Rowley subrayó la amenaza planteada por tales vínculos en un discurso el lunes, al referirse a National Action (Acción Nacional): «Por primera vez tenemos un grupo terrorista nacionalista, proscrito, blanco y neonazi, que busca planear ataques y construir redes internacionales».

Al divulgar su informe anual State of Hate (Estado del odio) el viernes, Hope Not Hate colocó la membresía de grupos de extrema derecha del Reino Unido en 600-700 personas, significativamente más bajas que en ocasiones anteriores, y dijo «partidos tradicionales de extrema derecha como el Partido Nacional Británico y el Frente Nacional ahora están casi extintos».

«Hay una paradoja para la extrema derecha en Gran Bretaña hoy. Organizativamente, el movimiento es más débil de lo que ha sido en 25 años», dijo el organismo de control. «Sin embargo, al mismo tiempo, la extrema derecha representa una amenaza mayor, en términos de violencia y promoción de sus puntos de vista viles, particularmente puntos de vista antimusulmanes, de lo que ha sido en muchos años.

«La amenaza está evolucionando. A medida que los grupos de extrema derecha británicos tradicionales colapsan, el terrorismo inspirado por la extrema derecha va en aumento. Reemplazando el nacionalismo racial pasado de moda es ahora el odio antimusulmán. Los activistas clave de hoy tienden a ser más jóvenes, operan en línea y tienen poco de lo obvio del equipaje ‘nazi’ de sus predecesores».

El informe Hope Not Hate identifica una «nueva generación emergente de activistas de extrema derecha que son conocedores de la tecnología, evitan el ‘aspecto’ estereotipado del pasado y están creciendo en tamaño e influencia».

Enlaces internacionales