Fundación de ayuda a indigentes condena la violación de una mujer en Alicante

| 4 mayo, 2018

Alicante, 3 may (EFE).- Una fundación que ayuda a las personas sin hogar, RAIS, ha expresado hoy en un comunicado su “más enérgica repulsa” ante la violación sufrida por una mujer indigente en Alicante, por la que un tribunal acaba de condenar al culpable a 8 años de prisión.

El agresor fue detenido gracias a la intervención de dos ciudadanos anónimos, que salieron en su persecución y lograron retenerle hasta la llegada de la Policía.

Los hechos ocurrieron el 6 de febrero de 2016 cuando el acusado, Terencio S.M., abordó a la víctima en el parque de la avenida Doctor Jiménez Díaz, le golpeó en la cabeza y le propinó varios puñetazos hasta derribarla.

A continuación, se situó encima de la indigente, le despojó de “la manta y el camisón que llevaba por toda vestimenta” y la agredió sexualmente, según se recoge en la sentencia de la Sección Décima de la Audiencia de Alicante, hecha pública la pasada semana.

Unos viandantes pusieron en fuga al sospechoso, pero le persiguieron y lograron darle alcance y retenerle hasta la llegada de la Policía.

La fundación RAIS (Red de Apoyo a la Integración Sociolaboral) ha aplaudido hoy esa colaboración ciudadana y anima a toda la ciudadanía a “combatir los delitos de odio y las agresiones sexuales que se producen de manera flagrante pero invisible contra las mujeres sin hogar”.

Según un estudio publicado en 2015 por el Observatorio Hatento, una iniciativa de RAIS que trata de visibilizar en España la aporofobia o delitos de odio contra las personas pobres, el 19% de las mujeres sin hogar ha sufrido alguna agresión sexual.

Además, las cifras del propio Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que el 25% de estas mujeres atribuye su situación de marginalidad a las diferentes clases de violencia que tanto ellas como sus hijos han padecido.

“Si vivir en la calle supone una amenaza real para la vida de las personas sin hogar, en el caso de las mujeres esa amenaza es todavía más acuciante. El 60% de ellas ha sido víctima de un delito de odio”, señala el comunicado.

RAIS ha emprendido una campaña institucional para tratar de que el Código Penal recoja expresamente la aporofobia como una agravante delictiva. EFE

Enlaces internacionales