Fomento investigará la respuesta de Ryanair ante el caso de racismo en uno de sus vuelos

, , | 23 octubre, 2018

Ante los insultos racistas de un pasajero a una señora negra, el personal de la compañía irlandesa decidió moverla a ella, y no al que lanzó los insultos. Ryanair asegura que está investigando lo sucedido y que ha puesto los hechos en conocimiento de la policía británica

EUROPA PRESS.- El Ministerio de Fomento, a través de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), analizará la respuesta de la aerolínea Ryanair ante las quejas por inacción de muchas pasajeros de un vuelo que este domingo se dirigía de Londres a Barcelona ante un caso de racismo.

Según ha informado el departamento que dirige José Luis Ábalos, se va a analizar situación creada en el vuelo para comprobar “si se dan las condiciones para que la persona causante de la situación pueda ser sancionada como pasajero conflictivo, de acuerdo con la normativa vigente”.

La aerolínea ‘low cost’ fue acusada este domingo de inacción por parte de muchos pasajeros ante un caso de racismo vivido en un vuelo que se dirigía de Londres a Barcelona. La pasajera a quien un hombre llamó “bastarda negra” tuvo que abandonar su asiento y trasladarse a otro.

Un pasajero británico pidió a una pasajera negra que abandonase la butaca en la que se sentaba gritándole: “Bastarda negra y fea. No me hables en un idioma extranjero”. Finalmente la pasajera tuvo que cambiar de asiento.

El pasajero racista fue grabado con el móvil por otra persona que viajaba en ese mismo avión y tras compartir el momento en redes sociales se ha hecho viral. El vídeo muestra al hombre gritándole a la mujer de 77 años de origen jamaicano para que cambiase de asiento, mientras que su hija le decía que su madre estaba discapacitada y por eso se estaba moviendo lentamente.

El hombre exigió a los tripulantes de cabina que moviesen a la mujer a otro asiento añadiendo que si no se iba a otro asiento, el mismo la empujaría hacia otro lado. En el vídeo de ve como un joven pasajero del asiento de atrás intenta calmar la situación e incluso separarlos físicamente para evitar que la situación se complique más.

La tripulación de cabina se personó para negociar una solución y finalmente optó por reubicar a la señora en lugar de dejar en tierra al hombre que causó los problemas o cambiarlo a él tal y como solicitaban algunos pasajeros en ese mismo momento, decisión ha hecho que le lluevan las críticas a Ryanair en las redes sociales.

Enlaces internacionales