«Estuvieron los 90 minutos del partido llamándome mono»

, , | 7 febrero, 2018

JORGE ABIZANDA. ABC.- El del pasado domingo debía ser un partido más, pero Christian Borikó jamás lo olvidará. Y no porque marcara un gol decisivo o porque el CD Villegas, su equipo, celebrara el triunfo. Durante el encuentro de Liga del grupo riojano de Tercera división en el estadio de la SD Oyonesa (1-1), el delantero español de padres guineanos no paró de escuchar insultos racistas de un pequeño grupo de aficionados locales. «No sé si se les puede calificar así. Fue una pesadilla de 90 minutos, no dejaron de llamarme mono», explica a ABC. A sus 20 años, jamás había vivido una experiencia parecida e intentó abstraerse para dedicarse a jugar, pero a la conclusión «estalló» en las redes sociales. «Con la moral alta por el apoyo recibido» desde su club y también por parte de la directiva rival, deja claro que «cuatro descerebrados no van a conseguir que me deje de gustar el fútbol. Es impresentable que esto siga existiendo».

Dos días después del incidente, Christian continuaba sin entender por qué la tomaron con él en un duelo sin acciones polémicas ni tensiones más allá de las disputas por el balón. «Era la primera vez que jugaba allí, no había cuentas pendientes, pero desde el inicio comenzaron a insultarme. Pensé que se cansarían, me equivoqué», afirma el atacante, internacional sub 20 por Guinea Ecuatorialque llegó a su actual club tras desvincularse de la cantera del Zaragoza. Durante su carrera había escuchado insultos puntuales en referencia al color de su piel por parte de jugadores o aficionados rivales, nada comparado con el calvario del domingo. «Que cuatro cafres te estén llamando mono durante todo el partido no se puede permitir en un campo», fue su mensaje de denuncia al término del choque. Comentarios que no quedaron reflejados en el acta «porque imagino que el árbitro no los oiría». Pecó de novato y en ningún acudió al colegiado para advertirle de lo que estaba sucediendo.

Un nuevo episodio racista en las categorías inferiores del fútbol que la directiva de la SD Oyonesa condenó con un comunicado en el que transmitió «sus más sinceras disculpas al jugador». Un gesto que Christian destacó ayer a través de este periódico. «Su presidente me llamó y me dio ánimos. La entidad no tiene la culpa de la falta de educación de cuatro energúmenos».

En su comunicado, la Oyonesa aclaró que «durante el partido no se produjo denuncia alguna ni por parte del jugador, ni por parte del árbitro, ni de la directiva del Villegas» y aseguró que por este motivo «no se tomó ninguna medida al respecto».

Enlaces internacionales