Escándalo racista en el fútbol colombiano

| 12 septiembre, 2018

12/09/2018 El Español.- Hubert Bodhert  se vio envuelto en una pelea verbal al final del partido que su equipo, Once Caldas, perdió 1-0 ante Rionegro Águilas. El máximo mandatario del conjunto vencedor, Fernando Salazar , buscó al técnico cuando se encontraba en la rueda de prensa posterior al encuentro para exigir respeto para sus jugadores. 

El entrenador aseguró que el portero rival, Lucero Álvarez, estuvo durante todo el encuentro realizando comentarios racistas contra su jugadorCarbonero. Su versión de los hechos es que únicamente se acercó para exigirle que “tiene que respetar”. Para el preparador colombiano “no puede un jugador mayor maltratar a un muchacho de 19 años”.  

El arquero también quiso dar su versión sobre lo que había ocurrido dentro del terreno de juego y respondió a las acusaciones que le tachaban de racista. Fue expulsado porque respondió a las denuncias del técnico y reconoció que no debió hacerlo, algo que también hizo con el árbitro porque “le expulsó bien”.

Sobre las acusaciones racistas, negó de inmediato que hiciese comentarios de ese tipo a cualquier jugador, y que en los cuatro años y medio que lleva en el país cafetero nunca ha tenido problemas por eso y ahora tampoco los va a tener. Finalmente será la Comisión Disciplinaria la que tome la decisión sobre lo acontecido.

Enlaces internacionales