‘Ellos murieron por defenderme a mí y a mi amiga’, adolescente víctima de ataque antimusulmán

, , | 29 mayo, 2017

CNN EN ESPAÑOL.- Mientras las lágrimas corrían por sus mejillas, Destinee Mangum, de 16 años, agradeció a los tres extraños que intervinieron en un tren de Portland después de que un hombre le lanzara insultos antimusulmanes a ella y su amiga que llevaba un hiyab.

Dos de esos hombres fueron asesinados y uno de ellos se está recuperando de sus heridas en el hospital después de que el sospechoso, identificado como Jeremy Joseph Christian, de 35 años, los apuñalara a los tres que defendieron a las jóvenes.

“Sólo quiero dar las gracias a la gente que arriesgó su vida por mí”, dijo Mangum a KPTV, afiliada de CNN, mientras su voz se quebraba. “Porque ni siquiera me conocían y perdieron la vida por mí y por mi amiga y por la forma en la que nos vemos”.

Este viernes por la tarde, Mangum y su amiga estaban en el tren ligero MAX de la ciudad cuando el sospechoso supuestamente empezó a acosarlas. Le gritó a Mangum, quien no es musulmana, y a su amiga, usando lo que la policía describió como un “discurso de odio hacia una variedad de etnias y religiones”.

“Nos dijo que volviéramos a Arabia Saudita y nos dijo que no debíamos estar aquí, que debíamos salir de su país”, le dijo Mangum a KPTV. “Simplemente nos decía que básicamente no éramos nada y que debíamos matarnos a nosotras mismas”.

Asustados por su estallido, las dos se alejaron a la parte trasera del tren.

Entonces intervino un extraño, diciéndole al hombre que “no puede faltarle el respeto a estas señoritas así”.

“Entonces todos empezaron a discutir”, dijo Mangum.

Cuando el tren ligero entró en la siguiente estación, Mangum y sus amigos estaban listos para marcharse.

“Mi amiga y yo íbamos a bajar del MAX y cuando nos dimos la vuelta estaban peleando y él estaba apuñalando a la gente”, dijo.

“Había sangre por todas partes y sólo empezamos a correr por nuestras vidas”.

Varios pasajeros persiguieron al sospechoso y llamaron al 911, dirigiendo a los agentes a su paradero, según medios locales.

Mangum, peinada con dos coletas, apretó la mano de su madre mientras hablaba con un reportero de KPTV.

“Me está atormentando”, dijo.

Buenos samaritanos

Los hombres que intervinieron fueron atacados brutalmente, dijo la policía.

Ricky John Best, de 53 años, de Happy Valley, murió en la escena. El veterano militar trabajó como técnico para la ciudad de Portland y luego llegó al servicio público.

Taliesin Myrddin Namkai-Meche, de 23 años, de Portland, murió en el hospital. Se había graduado de la Universidad Reed de Portland con un título en Economía el año pasado y acababa de comenzar su carrera trabajando en una agencia de consultoría ambiental.

La tercera víctima, Micah Fletcher, 21, está siendo tratada en un hospital con lesiones graves. Una cuenta de GoFundMe para pagar sus facturas médicas mostraba una foto de él en una cama de hospital con la visible herida de cuello que decía: “Gracias por todo el apoyo”.

La madre de Mangum, Dyjuana Hudson, dijo que le debe todo a los tres hombres y a sus familias afligidas.

“Quiero decir muchas gracias”, dijo. “No podía imaginar lo que estás pasando ahora mismo, perder a alguien”.

Este lunes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, condenó el ataque diciendo que era “inaceptable” y que rezaba por las víctimas.

Enlaces internacionales