El presidente de Chechenia dice que la persecución a la población LGTB es un invento de las ONG para lucrarse

| 26 noviembre, 2017

Ramzan Kadirov asegura que la homosexualidad es impropia de los chechenos: “ni siquiera se puede hablar de ello, no está permitido. Ni siquiera discutirlo ante personas mayores, pronunciar siquiera esa palabra”. El periódico ruso Novaya Gazeta denunció a principios de abril pasado una campaña de purgas masivas contra el colectivo en el país

INFOLIBRE.- El presidente checheno, Ramzan Kadirov, rechazó categóricamente este domingo las constantes denuncias de que la población LGBT esté siendo víctima de la represión en esta república del Caúcaso. Afirmó que se trata de un mito explotado por activistas pro derechos humanos con la intención de ganar dinero, informa Europa Press.

 Para el líder checheno, “son los mismos defensores de derechos humanos en Chechenia los que han inventado todo para lucrarse”. “¿Perseguir a quiénes? Hay pruebas, cien por cien seguras, de que (las supuestas víctimas de la represión) se hacen pasar por chechenos y hasta ofrecen dinero para que en el DNI figure un lugar de empadronamiento checheno. Luego les sacan (de Rusia) y se quedan con el 50 por ciento, es un negocio”, afirmó.

Kadirov, con todo, volvió a manifestar su tradicional postura homófoba durante la entrevista concedida al canal Rossiya 1, donde aseguró que la homosexualidad es impropia de los chechenos.

“En realidad, ni siquiera se puede hablar de ello en Chechenia, no está permitido. Ni siquiera discutirlo ante personas mayores, pronunciar siquiera esa palabra (homosexual), sobre todo en presencia de mujeres”, remarcó Kadirov.

El periódico ruso Novaya Gazeta denunció a principios de abril pasado una campaña de purgas masivas contra el colectivo LGBT en Chechenia donde habrían sido detenidos más de un centenar de homosexuales y algunos supuestamente fueron asesinados.

La Defensora del Pueblo rusa, Tatiana Moskalkova, sin embargo dijo haber recibido de Novaya Gazeta nombres concretos de personas que habían sufrido represión por su orientación sexual, y envió una interpelación al Comité de Investigación de Rusia.

Kadirov aseguró al presidente ruso, Vladímir Putin, que las informaciones no se correspondían con la realidad, y el Kremlin dijo posteriormente que no ve motivos para poner en duda sus palabras.

Enlaces internacionales