El jurado considera culpable al guardia civil que mató a un marroquí en una discusión de tráfico

, , | 7 febrero, 2018

Los nueve integrantes han aplicado la atenuante de trastorno psíquico grave

F. JAVIER BARROSO. EL PAÍS.- El jurado ha declarado culpable de un delito de asesinato al guardia civil que mató a tiros a un conductor marroquí, Younes Slinanni, de 39 años, durante una discusión de tráfico ocurrida el 25 de abril de 2016 en la autovía de Valencia (A-3), según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Los nueve miembros del jurado han alcanzado esta decisión por unanimidad, tras el el juicio celebrado desde el pasado 23 de enero en la Audiencia Provincial de Madrid.

Los integrantes del jurado consideran probado que el guardia civil Ángel Luis V. J. disparó en repetidas ocasiones contra el ciudadano marroquí, al que causó la muerte en el acto. Eso sí, contemplan en su resolución la aplicación de la circunstancia atenuante de trastorno psíquico grave.

La fiscalía había pedido para el guardia civil 21 años de prisión por el delito de asesinato con agravante por alevosía y ensañamiento, así como con una atenuante leve por un brote psicótico.

El asesinato se produjo a las 07.33 del 25 de abril de 2016, en el kilómetro 67 de A-3, en los carriles en sentido a Valencia, en el término municipal de Fuentidueña de Tajo. El guardia civil llevaba un BMW 320 azul mientras que el ciudadano marroquí iba a los mandos de un Opel Zafira gris. Ambos iniciaron una persecución durante varios kilómetros hasta que uno de los vehículos colisionó contra la mediana y alcanzó al otro vehículo. En la calzada se podía apreciar la señal de frenazo del BMW, que destrozó parte de la protección lateral. Por su parte, el Opel Zafira tenía hundida toda la parte delantera.

El asesino —un guardia civil destinado en Quintanar de la Orden (Toledo) y que se encontraba fuera de servicio— y la víctima —un hombre marroquí de 39 años y residente en Illescas— se bajaron de sus respectivos vehículos en la autovía. El agente del instituto armado, que llevaba 11 años en el cuerpo y de baja médica en el momento del accidente, salió de su coche, un BMW, con su arma reglamentaria. El fallecido salió corriendo de su Opel Zafira. Varios testigos vieron como el guardia civil hacía varios disparos.

Enlaces internacionales