El fraude de los refugiados salpica a Merkel

| 5 junio, 2018

Entre 2013 y 2016 fueron tramitadas favorablemente en Bremen unas 1.200 solicitudes de asilo que no cumplían en realidad con los requisitos necesarios

05/06/2018 ABC.- Entre 2013 y 2016 fueron tramitadas favorablemente en Bremen unas 1.200 solicitudes de asilo que no cumplían en realidad con los requisitos necesarios. Tres abogados, un traductor y la responsable de la oficina federal para la Migración y los Refugiados (Bamf) modificaron fraudulentamente los procedimientos convirtiendo la ventanilla en un coladero, presuntamente a cambio de sobornos.

Los primeros casos denunciados por la prensa local fueron llevando a otros, como las cerezas de una cesta, y el escándalo ha llegado hasta el Ministerio de Interior y la dirección de la Bamf. Incluso Merkel podría verse salpicada tras la publicación de un informe que denunciaba la situación y al que la canciller alemana habría tenido acceso a principios de 2017. La posición la acusa de haber metido el informe en un cajón para no ensuciar su política de refugiados y consideran que desencadenará lo que podríamos denominar la Gürtel de Merkel.

El informe estaba firmado por Frank-Juergen Weise (66), que se hizo cargo de la BAMF a petición personal de Merkel en octubre de 2015 y dimitió a finales de 2016 admitiendo que «jamás he experimentado un peor estado de la autoridad que en esta oficina». Weise admite que informó personalmente a la canciller sobre la difícil situación en la que se encontraba su organismo y lanza duros reproches contra el Ministerio del Interior, donde supuestamente se sabía que la BAMF estaba equipada de forma deficitaria, sobre todo teniendo en cuenta la necesidad de tramitar alrededor de un millón de solicitudes de asilo en unos pocos meses. Critica abiertamente al entonces ministro del Interior, Thomas de Maizière, al que curiosamente Merkel no reservó ningún cargo en su nuevo gabinete y cuya carrera política acabó tras las pasadas elecciones.

Enlaces internacionales