El 25 % de los solicitantes de asilo llegados a Alemania desde 2015 trabaja

| 1 junio, 2018

Berlín, 31 may (EFE).- Uno de cada cuatro solicitantes de asilo llegados a Alemania desde 2015, en el momento más crítico de la crisis de los refugiados, tenía en marzo de este año un trabajo y uno de cada cinco cotizaba a la seguridad social, según datos del Instituto de Estudios del Mercado Laboral (IAB).

“Las expectativas son bastante buenas si continúa aumentando la ocupación de esta manera”, señaló Herbert Brücker, experto del IAB en asuntos de inmigración, citado hoy por el diario “Rheinische Post”.

Se refirió así a los cálculos de los expertos, según los cuales en el primer año desde su ingreso en el país, el 10 % de los inmigrantes tienen trabajo, después de cinco años, la mitad, y a los 15 años, alrededor del 70 %.

Brücker estimó que hasta finales de este año entre 8.500 y 10.000 refugiados más encontrarán empleo mensualmente.

Aún así, la cuota de ocupación del 25 % entre los refugiados es relativamente baja respecto a todos los extranjeros -tanto ciudadanos de la Unión Europea (UE) como de los Balcanes y de países en conflicto- , de los cuales la mitad tienen trabajo.

En comparación, la cuota de ocupación entre los ciudadanos alemanes asciende casi al 68 %, lo cual demuestra que “la integración en el mercado de trabajo requiere perseverancia”, subrayó.

La cifra de refugiados desempleados se mantiene constante desde principios de 2017 en alrededor de 180.000.

Esto se debe por un lado a que llegan menos solicitantes de asilo de países en crisis, pero también al aumento de la ocupación.

A ello se suma que muchos refugiados acuden a cursos de integración y no constan, por lo tanto, como desempleados, sino como “subempleados”, cifra que en abril ascendía a 400.000.

Por eso, según el experto, el gran desafió llegará este año, cuando la mayoría de los refugiados llegados en 2015 con el pico de la crisis -un total de 890.000 y casi millón y medio hasta 2018- acaben sus cursos de integración y quieran acceder al mercado laboral.

No obstante, el 15 % de todos los refugiados con empleo siguen dependiendo de la prestación social que cubre las necesidades básicas.

En términos generales, en enero percibían esta prestación social, denominada Hartz IV, alrededor de un 65 % de los refugiados en Alemania -un 12 % más que hace un año-, lo que supone un 14 % del total de personas que cobran estas ayudas.

Esto se explica porque una vez finalizado el proceso de solicitud de asilo, muchos refugiados tienen que recurrir inicialmente a esta prestación social y pasan a formar parte de las estadísticas de desempleo, indicó Brücker. EFE

Enlaces internacionales