EE UU revisará una condena a muerte por el comentario racista de un miembro del jurado

, | 8 enero, 2018

Keith Tharpe fue condenado a muerte por el asesinato de su cuñada en 1990.

Un miembro del jurado se refirió a Tharpe como “negrata” y se preguntó “si los negros tienen alma”.

La Corte Suprema ordena ahora paralizar la ejecución debido a esos comentarios.

20 MINUTOS.- El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha ordenado una revisión de la condena a muerte de Keith Tharpe, un recluso del estado de Georgia, debido a los comentarios racistas de un miembro del jurado.

Tharpe, de 59 años, fue condenado a muerte por el asesinato de su cuñada en 1990. La ejecución de esa condena tenía que haberse llevado a cabo el pasado martes 26 de septiembre, pero la Corte Suprema de EE.UU. decidió suspenderla argumentando que un miembro del jurado votó a favor de la pena capital porque el condenado es negro.

El autor de esos comentarios racistas fue Barney Gattie, un miembro del jurado que condenó a muerte a Tharpe, y que ya ha fallecido. Esos polémicos comentarios los realizó en una entrevista en televisión, siete años después del asesinato. Barney llegó a referirse a Tharpe como “negrata” y se preguntó “si los negros tienen alma”.

Concretamente, ese miembro del jurado dijo que “existen dos tipos de personas negras: los negros y los negratas”. A su juicio, la víctima de Tharpe pertenecía a “una linda familia negra” mientras que el asesino “no entra en la categoría de buenos negros”.

A raíz de esas polémicas declaraciones, los abogados de Tharpe, que nunca ha negado que mató a su cuñada, recurrieron la sentencia a muerte argumentando que el citado miembro del jurado violó el derecho de su cliente a un juicio justo por el hecho de ser negro.

Ahora, 28 años después del asesinato, el Supremo de EE.UU. da la razón a los abogados de Tharpe y ordena una revisión del caso al entender que el tribunal que dictó la pena de muerte no tuvo en cuenta esos comentarios racistas por parte de un miembro del jurado.

Según la Fiscalía, Tharpe cometió el crimen movido por la venganza después de que su mujer rompiera la relación sentimental. Los fiscales sostienen que asaltó a su mujer y a su cuñada cuando se dirigían en coche al trabajo y disparó a su cuñada, Jacquelin Freeman, arrojándola después a una zanja. Además, secuestró luego a su mujer y la violó.

Enlaces internacionales