Dos mossos atendidos en el hospital al defender a los herculanos que fueron a Lleida

, | 27 octubre, 2018

«Nos gritaban ‘españoles de mierda’ y tuvieron que escoltar al autobús hasta la entrada de la autovía», relata una de las aficionadas blanquiazules

EUROPA PRESS.- Dos agentes de Mossos d’Esquadra fueron heridos el sábado, tras el partido entre el Lleida y el Hércules, mientras defendían a los 65 aficionados blanquiazules de un grupo reducido de seguidores ilerdenses. Según informó el cuerpo policial a Europa Press, uno de los dos agentes heridos es caporal de ARRO (Áreas Regionales de Recursos Operativos) y estaba preparándose para intervenir cuando recibió una pedrada en la cara y cayó «desplomado».

Los Mossos identificaron ‘in situ’ a un aficionado como autor de una de las agresiones, aunque por el momento no ha habido ninguna detención.

Los hechos comenzaron después del final del partido, cuando las aficiones estaban saliendo del Camp d’Esports y dos grupos de unas diez y ocho personas respectivamente se enfrentaron «esporádicamente», según el cuerpo policial, que no ve motivo aparente de la pelea.

Pero la versión que ofrecen los aficionados del Hércules es diferente. «Nos gritaban ‘españoles de mierda’ y más insultos ante la impasividad de los mossos. Sólo intervinieron cuando zarandearon a varias mujeres, entre ellas la madre del jugador del Hércules Nani», explicaba a este diario a una de las presentes en el altercado. Fue entonces cuando los agentes recibieron las agresiones por parte de los seguidores locales, mientras intentaban garantizar la llegada de los blanquiazules hasta su atobús. Finalmente los mossos tuvieron que escoltar al vehículo hasta su entrada a la autovía para evitar más incidentes.

Los 65 aficionados alicantinos llegaron bien entrada la madrugada hasta la capital de la Costa Blancasin ningún herido, pero sí con un buen susto en el cuerpo debido a lo inesperado de los insultos y las agresiones.

Enlaces internacionales