Detenido un disidente chino por pedir reformas políticas antes de la Asamblea Nacional

| 12 mayo, 2020

El intelectual Zhang Xuezhong, exprofesor de Derecho, publicó en las redes sociales una carta abierta reclamando una nueva Constitución y criticando la respuesta del régimen contra el coronavirus

PABLO M. DÍEZ. ABC.- «Por desgracia, la actual «Constitución» de nuestro país es falsa» y «Diputados, podéis elegir entre aprobar las mociones como en el pasado, y ser máquinas de alzar manos, o enfrentaros a los problemas y crisis de nuestro país para llevar a cabo una importante responsabilidad histórica: introducir un nuevo escenario político para darnos un futuro mejor. Si lo hacéis, vuestro nombre quedará para la Historia por introducir un Gobierno chino constitucional y seréis recordados durante generaciones. La gente que venga después de nosotros os agradecerá vuestros logros». El fin de semana, el académico chino Zhang Xuezhong publicaba una carta abierta con estos comentarios «políticamente incorrectos» en la red social WeChat.

El domingo, el documento ya había sido borrado por la censura y la Policía se presentaba en su casa de Shanghái para detenerlo e interrogarlo. Según informa el periódico “South China Morning Post”, fue puesto en libertad el lunes por la noche, cuando colgó otro mensaje en WeChat. «He visto a muchos amigos preocupados por mi situación. Muchas gracias. Ya estoy en casa y todo va bien. Buenas noches a todos. Necesito dormir un poco primero. Mis disculpas por no poder responder vuestros mensajes», escribió este antiguo profesor de Derecho en la Universidad del Este de China de Ciencias Políticas y Leyes.

Despedido en 2013 por su activismo político, Zhang se ha convertido a sus 43 años en uno de los intelectuales más críticos con el autoritario régimen chino. Desposeído también de la licencia de abogado que utilizaba para defender a otros disidentes, lo único que le queda es desahogarse en las redes sociales hasta que la censura y la Policía lo silencian.

En esta ocasión, su protesta ha sido cortada de raíz por el momento especialmente sensible que vive China, que prepara para el día 22 de mayo la reunión anual de su Parlamento orgánico tras dar por controlada la epidemia del coronavirus. Precisamente, otra de las quejas del profesor Zhang era sobre la respuesta del régimen a la enfermedad Covid-19, que a su juicio era «una buena ilustración del gobierno involucionista de China y el resultado de la falta de una constitución moderna». Rindiendo homenaje a los médicos que dieron las primeras voces de alarma y fueron silenciados por la Policía, escribió en su carta que «veintidós días antes del cierre de Wuhan, se estaba investigando y castigando a los ciudadanos que habían descubierto la epidemia, incluyendo al doctor Li Wenliang, lo que demuestra lo arbitraria y férrea que es la represión gubernamental de la sociedad».

Por ese motivo, instaba a los 3.000 diputados de la Asamblea Nacional Popular, como se denomina el Parlamento del régimen chino, a rebelarse contra su autoritarismo con el fin de liderar «una autoridad de transición» para crear un comité más ampliamente representativo que redactara una constitución conforme a los «modernos principios políticos». A pesar de su rápida detención, Zhang Xuezhong puede considerarse afortunado por haber podido volver a su casa al día siguiente y no haber «desaparecido» más tiempo como otros disidentes chinos.

HISTÓRICO

Enlaces internacionales