Cuba elimina del borrador de Constitución el artículo que avalaba el matrimonio homosexual

| 19 diciembre, 2018

El borrador pretendía modificar la definición de matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer por “unión entre dos personas con capacidad legal para ello”. La recurrencia del matrimonio homosexual en las asambleas populares ha motivado la retirada del citado artículo. En la nueva Constitución se incluirá un solo capítulo para la familia y los detalles del matrimonio se definirán en un plazo de dos años y con un referéndum popular en el Código de Familia

EFE.- La comisión que elabora el borrador de la nueva Constitución cubana ha eliminado el artículo que abría la puerta al matrimonio homosexual, tras la oposición a este asunto detectada durante los debates populares sobre la reforma de la Carta Magna que se llevaron a cabo durante los últimos tres meses.

La propuesta inicial pasaba por modificar el concepto de matrimonio que aparece en la actual Constitución (1976), donde se define como la unión entre un hombre y una mujer, una acepción que se proponía reemplazar por “unión entre dos personas con capacidad legal para ello”, sin especificar el género.

Este giro se dio a conocer hoy durante las comisiones previas al pleno que la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) celebrará el próximo viernes y en el que está previsto que se someta a votación el borrador constitucional, al que se han incorporado las propuestas de la ciudadanía durante el proceso de debate del texto.

Según informó el Parlamento cubano a través de Twitter, en la nueva Constitución “se incorpora un capítulo solo para la familia, donde se reconocen los vínculos jurídicos y de hecho, y el derecho de cada ciudadano de fundar una familia, sin distinción de su naturaleza”.  “El matrimonio es una institución social y jurídica. La ley definirá el resto de elementos”, añadió.

A través de ese medio, el Parlamento cubano también precisó que “en el Código de Familia deberá establecerse quiénes pueden ser sujetos del matrimonio” y que se realizará una consulta popular y un referendo “en un plazo de dos años a partir de una propuesta de disposición transitoria recogida en el propio proyecto”.

La modificación constitucional que avalaba una futura ley de matrimonio homosexual había abierto un intenso debate en Cuba, con campañas a favor por parte del colectivo LGTB, pero también en contra desde las iglesias católica y evangelista, un culto que cuenta cada vez con más adeptos en la isla.

De acuerdo con el informe que ofreció este martes a los diputados el secretario del Consejo de Estado cubano, Homero Acosta, ese artículo (el número 68 del borrador constitucional) fue el más abordado en la consulta popular, ya que salió a colación en el 66% de las reuniones.

Se recopilaron 192.408 opiniones al respecto, de las que 158.376 propusieron “sustituir la propuesta por la que está hoy vigente” (la definición del matrimonio como la unión entre hombre y mujer).

El borrador de la nueva Constitución se votará en la Asamblea Nacional del Poder Popular este viernes, y una vez aprobado será sometido a referendo el próximo 24 de febrero.

El texto propuesto, que no incorpora modificaciones del sistema político, reconoce la propiedad privada, elimina las alusiones al comunismo y establece la figura de primer ministro, entre otros cambios.

La Comisión constitucional que elaboró el borrador inicial y que lo ha modificado introduciendo algunas de las propuestas realizadas por los cubanos durante el debate popular está encabezada por el expresidente y líder del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), Raúl Castro.

HISTÓRICO

Enlaces internacionales