Coslada denunciará pintadas neonazis en el monumento de Abogados de Atocha

, | 27 julio, 2020

EFE. LA VANGUARDIA.- El Ayuntamiento de Coslada denunciará ante el Cuerpo Nacional de Policía las pintadas neonazis aparecidas la escultura dedicada a Francisco Javier Sauquillo, uno de los abogados laboralistas asesinado en la matanza del bufete de Atocha el 24 de enero de 1977, por un posible delito de odio.

Las pintadas, consistentes en esvásticas y mensajes de odio de contenido neonazi, se registraron hace unos días y ya han sido eliminadas por los servicios de limpieza municipales, según el concejal de Política Medioambiental de Coslada, Julio Huete.

El alcalde de Coslada, Ángel Viveros, ha indicado que se trata de hechos «muy graves, ya que no estamos hablando de unos simples grafitis, sino de unas pintadas que podrían ser constitutivas de un posible delito de odio», por lo que «el Consistorio va a denunciar estos hechos ante la Policía Nacional».

El monumento, ubicado en el paseo de Francisco Javier Sauquillo, rinde homenaje a este abogado, muy unido a la ciudad de Coslada, así como a todos sus compañeros asesinados.

Se trata de un espacio muy transitado por vecinos y visitantes, donde anualmente se realiza una ofrenda floral en recuerdo a las víctimas.

Según la información recabada de las personas que dieron aviso a la Policía Local, los asaltantes del conjunto escultórico realizaron más pintadas en un recorrido por varias zonas de la ciudad.

«Quienes no son capaces de respetar nuestra ciudad y, al margen de atacar el mobiliario urbano, lo hacen menospreciando e insultando a personas que, incluso, dieron la vida por la democracia de la que disfrutamos ahora mismo en este país, merecen nuestro más enérgico rechazo», ha señalado el alcalde de Coslada.

Viveros ha añadido que «el odio no puede tener cabida en Coslada» y que «quienes pretenden servirse de él o quieren utilizarlo para difundir presuntas ideologías se van a encontrar frente a ellos una sociedad como la cosladeña, solidaria, moderna y defensora a ultranza de los valores democráticos».

En un comunicado, la Fundación Abogados de Atocha ha condenado las pintadas, ha mostrado su «claro» apoyo a la decisión del Ayuntamiento de Coslada y ha instado a la Policía Nacional a investigar lo ocurrido.

Desde la Fundación han recordado que no es la primera vez que se atenta de modo vandálico contra la memoria de los abogados que sufrieron el «terrible atentado» en la noche del 24 de enero de 1977, dejando cinco muertos y cuatro heridos de gravedad.

En un breve repaso, han apuntado que recientemente destrozaron una placa en la localidad de Alcorcón o que la placa ubicada en la calle Atocha, 55 también fue manchada con pintura roja.

También hubo pintadas en el monolito de Parla y la placa de Rivas, mientras que en Getafe robaron la placa en memoria de los abogados.

«Desde la Fundación nos cuesta entender el odio enfermizo por parte de algunos grupos minoritarios hacia estas personas, cuyo trabajo de abogados laboralistas consistía en la defensa de los ciudadanos y trabajadores que lo necesitaban, en unos momentos convulsos en nuestro país», han subrayado.

Para la Fundación, «solamente el rencor ideológico y el desconocimiento de lo que significaron los abogados laboralistas en la historia de España, como los ‘Abogados de Atocha’, pueden perseguir el fin de ultrajar y borrar de la memoria colectiva a quienes empeñaron su vida por las libertades».

HISTÓRICO

Enlaces internacionales