Coronavirus Policías y sanitarios, objetivos del Dáesh durante la pandemia

| 18 mayo, 2020

El confinamiento supone más radicalización, nuevos seguidores y favorece la comisión de atentados, según los expertos

RTVE.– La crisis del coronavirus y la posibilidad de pasar horas frente a la pantalla del ordenador ha supuesto que los españoles que apoyan al Dáesh se radicalicen más. También le ha permitido a la organización terrorista reclutar nuevos adeptos. Es lo que cuentan los máximos responsables de la lucha contra el yihadismo de la Guardia Civil y la Policía Nacional a RTVE. “Están conectados a alguien que físicamente está en otro país y que durante 10, 12, 14 o 18 horas le está diciendo: tienes que salir a la calle a cometer un atentado”, aseguran.

Alguien que además pasa horas, días o incluso semanas diciéndole que debe cometer un atentado con lo que tenga a su alcance. Si a esto le sumamos la pérdida de empleo, el tener que pasar muchos días sin salir de un domicilio en malas condiciones o la desprotección que algunos han podido sentir, nos encontramos con individuos dispuestos a llevar a cabo un ataque.

“Les incitan a salir a la calle el día que estén dispuestos a ello y empezar a apuñalar a todo aquel que se encuentren” asegura el jefe de la Unidad de Terrorismo Internacional de la Guardia Civil. Ocurrió a principios de abril en Francia. Un hombre entró con un cuchillo en dos comercios, mató dos personas y otras cuatro resultaron heridas. Se investiga como un ataque yihadista.

El detenido en Barcelona podía atentar en cualquier momento

El caso del detenido en Barcelona hace diez días nos muestra cómo el Dáesh está aprovechando la crisis sanitaria. Durante el confinamiento triplicó su contacto con terroristas que estaban en otros países. Su plan inicial era atentar en el Camp Nou durante un Barça-Madrid con un dron cargado de explosivos pero la suspensión de los partidos de fútbol hizo que tuviera que adaptarse.

La Guardia Civil temía que en cualquier momento saliera a la calle con un arma blanca. “Todos podemos identificar puntos concretos en los que hacemos algún tipo de cola para entrar en un establecimiento”, asegura el responsable de la lucha contra el yihadismo en el Instituto Armado.

Policías, militares y sanitarios son el nuevo objetivo para el Dáesh

El Dáesh ha pedido a los actores solitarios en suelo europeo que aprovechen la visibilidad de las fuerzas de seguridad, militares y sanitarios. Ante la falta de lugares con multitudes les ubican como el objetivo prioritario en estos momentos. Un hospital o un hotel en el que hay gente confinada podrían ser objetivos, nos cuenta el jefe de la Unidad de Investigación Yihadista de la Policía Nacional.

“Cuentan con la ventaja de que las propias medidas preventivas, como la mascarilla, les hace ocultarse más fácilmente”, asegura. De hecho es lo que hacía Abdel Bari, uno de los yihadistas más buscados de Europa que la policía detuvo a finales de abril en Almería. Tras varios años en zona de conflicto llegó a España utilizando las vías de inmigración irregular. Los investigadores tratan de averiguar si planeaba atentar en nuestro país o si le servía de paso para llegar a otro país europeo.

En lo que va de año se ha detenido a nueve personas en operaciones contra el terrorismo yihadista, cinco durante el estado de alarma. Los expertos explican que aunque no se hayan materializado más detenciones sí tienen el foco puesto en más personas.

HISTÓRICO

Enlaces internacionales