Condenada por racista la vecina de una familia de musulmanes a los que amenazaba

, | 2 febrero, 2018

CUATRO.- Una familia de musulmanes ha denunciado a su vecina después de que les amenazase de muerte. El juzgado de Westminster ha condenado a la acusada a pagar una indemnización mensual a sus vecinos, a una orden de alejamiento y a permanecer encerrada en su casa todas las noches.

Una mujer de Londres ha recibido una orden de alejamiento después de ser arrestada por la policía británica al acosar a su vecina. El caso ha sucedido en un barrio del oeste de la capitalKoutar Mrimou es una mujer musulmana que se ha visto en la obligación de interponer una denuncia al no poder soportar más las continuas amenazas e insultos que recibía por parte de su vecina Cheryl McKeown.

El hostigamiento se lleva produciendo desde el mes de septiembre de 2017 cuando la joven McKeown comenzó a acercarse a la vivienda de Mrimou y vertía dentro del patio bolsas de basura. Según ha publicado el periódico Daily Mail, la última semana del mes de enero de 2018 se ha llevado a cabo el juicio entre las dos partes de este conflicto en la corte de Westminster.
 
En el proceso judicial se han hecho públicas las diferentes artimañas que llevaba a cabo Cheryl McKeown para sembrar el miedo entre la familia musulmana que tiene como vecinos. La víctima ha asegurado en el litigio que la otra mujer no cesaba ni un solo día en sus ataques. Es más, todos estos insultos se basaban en ofensas racistas.
 
Según ha confirmado Koutar Mrimou, su acosadora le exigió en varias ocasiones que sacase a sus hijos de Reino Unido porque su país no era una“finca islámica”. Además, también le acusó de ser terrorista vinculada con Estado Islámico: “Ponía los dedos en mi cabeza y simulaba que me dispara con un arma“. “Me ha dejado vulnerablehundida. He sufrido muchísimo estrés. Me amenazaba, me insultaba y asustaba a mis hijos” ha declarado la demandante.
 
El acto que animó a Koutar Mrimou a demandar sucedió hace tan solo unas semanas cuando su vecina llamó a la puerta de su casa y le abrió su hija. En ese momento, Cheryl McKeown le dijo a la pequeña que avisase a su madre para que saliese porque “le iba a matar“. Lo más sorprendente es que la acosadora tiene varias denuncias desde 2010 de diferentes personas en las que le acusan de hostigamiento. Es más, en una de ellas se afirma que durante una discusión vecinal McKeown le echó el humo de cigarro en la cara a un bebé
 
Por lo que ha podido saber Daily Mail, el caso se ha cerrado y Cheryl McKeown ha sido condenada a pagar una indemnización mensual a Koutar Mrimou, no podrá acercarse ni a ella ni a su familia y deberá permanecer encerrada en su domicilio todas las noches. El medio de comunicación ha asegurado que la acusada no ha recibido pena de cárcel al alegar trastornos mentales

Enlaces internacionales