Colectivos denuncian “discriminación” en Pamplona tras denegarse el acceso a un bar a una persona “por ser gitano”

| 25 octubre, 2018

Este jueves se celebra en el Palacio de Justicia de Pamplona tras la denuncia interpuesta por un ciudadano de etnia gitana

NAVARRA.COM.- La Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra Gaz Kaló y SOS Racismohan exigido que el derecho de admisión de los bares y locales de ocio “no se convierta en una herramienta de control basada en criterios discriminatorios asociados a origen étnico” y han defendido una Pamplona “libre de racismo, discriminaciones y antigitanismo”.

Así lo han señalado representantes de ambas entidades antes de iniciarse un juicio en el Palacio de Justicia de Pamplona tras la denuncia interpuesta por un ciudadano de etnia gitana al que le denegaron el acceso a un bar del Casco Viejo de la ciudad por “el hecho de ser gitano”, según denuncian.

En concreto, en representación de SOS Racismo, Beatríz Villahizán ha explicado que el pasado mes de enero “aparecieron varios testimonios en redes sociales de distintas personas que relataban cómo les había sido denegada la entrada a varios bares del Casco Viejo por ser o parecer gitanos”.

Según ha indicado, desde SOS Racismo y Gaz Kaló se hicieron eco de las denuncias, recogieron testimonios, se entrevistaron con el Defensor del Pueblo y también presentaron una moción en el Ayuntamiento de Pamplona que, se aprobó por unanimidad, para “actuar de manera inmediata contra esta ola de discriminación contra la población gitana en el acceso a locales de ocio”.

Una de las personas a las que se denegó el acceso a un local decidió interponer una denuncia y este jueves representantes de Gaz Kaló y SOS Racismo, junto a la concejala delegada de Acción Social del Consistorio pamplonés, Esther Cremaes, han acudido al Palacio de Justicia para apoyarle con motivo del inicio del juicio, así como para respaldar a “todas aquellas personas que tienen que atravesar cada día fronteras invisibles en forma de barreras discriminatorias”.

En este sentido, Villahizán ha reivindicado que “el derecho de admisión no puede convertirse en una herramienta de control basada en criterios discriminatorios asociados a un supuesto origen étnico” y que “no puede basarse en características inherentes a la propia persona”, lo que constituye, a su juicio, “un agravio que no sólo tiene consecuencias para la persona discriminada, sino para toda una comunidad”.

La representante de SOS Racismo ha esperado que los hechos denunciados “no vuelvan a suceder” y ha pedido que “se establezcan protocolos de investigación independientes para sacar a la luz los casos invisibilizados o normalizados de discriminación”. También ha apostado por “crear un nuevo imaginario social que no criminalice al pueblo gitano y reconozca la diversidad como lo que es, algo intrínseco y estructural de nuestra sociedad”.

Además, ha animado a todos aquellos que sufran situaciones de este tipo a denunciar, aunque “no es una vía fácil ni rápida”, y ha advertido de que “ladiscriminación en el acceso a los locales de ocio, como muchas otras formas de discriminación, no se han dejado de dar, de hecho, hay un punto de normalización”.

UNA PAMPLONA “LIBRE DE ANTIGITANISMO”

Por su parte, Ricardo Hernández, coordinador de Gaz Kaló, también ha esperado que “hechos como este no vuelvan a suceder” y ha defendido que Pamplona “tiene que estar libre de racismo, discriminaciones y antigitanismo”. “Vamos a seguir luchando y trabajando”, ha garantizado el representante de la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra, quien ha reconocido que “queda mucho por hacer”.

En su opinión, “la cuestión del racismo hacia los gitanos es histórica, lleva siglos presente en nuestra sociedad y debemos trabajar todavía más por desmontar esos prejuicios y estereotipos que existen a día de hoy contra el pueblo gitano”.

“Nos falta que la sociedad se una en esta causa, defender los derechos de cualquier grupo étnico es un avance para toda la sociedad”, ha afirmado Hernández, que ha considerado que “todavía necesitamos instrumentos más ágiles y rápidos, como a la hora de poner una denuncia”.

 
 
 

Enlaces internacionales