Cifuentes estudiará si los colegios que imponen “feminidad” a las docentes incumplen la normativa de conciertos

| 10 enero, 2018

La Comunidad de Madrid pide la circular a los centros Juan Pablo II de Guadarrama y Alcorcón para analizar si tiene “consecuencias” sobre los conciertos. Justifica que “no tenía conocimiento” de que se estaba difundiendo entre los docentes una circular que conmina a las docentes a vestir “con pudor”. El presidente de la Fundación Educatio Servanda, que gestiona los dos centros, justifica que el documento se redactó hace cuatro años y se puede revisar 

SOFÍA PÉREZ MENDOZA. ELDIARIO.ES.- La Comunidad de Madrid, dirigida por Cristina Cifuentes, ha decidido reclamar a los colegios Juan Pablo II de Alcorcón y Guadarrama la circular distribuida entre sus docentes y que marca que las profesoras deben vestir con “feminidad, pudor y modestia” para “analizar” si puede tener “consecuencias en los conciertos educativos”. “La pedimos porque no teníamos conocimiento de que se estaba distribuyendo”, explican fuentes de la Consejería de Educación a eldiario.es.

Ambos centros están financiados por la Comunidad de Madrid con dinero público en forma de concierto y dependen de una fundación ultracatólica llamada Educatio Servanda. 

Fuentes de la Consejería se escudan, no obstante, en que no hay “vinculación contractual” de la administración con los profesores de los colegios ya que no son funcionarios, aunque la administración regional sí se hace cargo del pago de sus nóminas con dinero público. La selección de los docentes, sin embargo, corresponde a la dirección de cada centro.

Tras la publicación de la noticia en este medio, el presidente de la fundación, Juan Carlos Corbera, ha justificado a  la Cadena Ser  que el documento se redactó hace cuatro o cinco años y ha asegurado que no tendría problema en revisarlo si lo que contiene molesta. 

La fundación ultracatólica Educatio Servanda ya ha recibido toques de atención de la Comunidad de Madrid, cuya inspección educativa ha pasado en varias ocasiones por el colegio de Alcorcón. La primera vez fue a raíz de   la carta homófoba e islamófoba  enviada por el director de este centro a las familias y   por la que fue sancionado con una multa de 1.000 euros . Los inspectores volvieron a tocar a la puerta del mismo colegio tras publicarse que ofertaba   actividades extraescolares de ganchillo solo para niñas  sin haber informado de ello previamente a la Consejería de Educación, como marca la ley que regula los conciertos educativos.

“El feminismo femenino”

En el VI Congreso de Educadores Católicos que acogió este centro, el presidente de Educatio Servanda dijo que su fundación reivindicaba “el feminismo femenino, a la mujer distinta del varón”. Este fue el foro elegido por el alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP), que fue invitado, para  hacer unas polémicas declaraciones que calificaba a las feministas “m ujeres frustradas, mujeres amargadas, mujeres rabiosas y mujeres fracasadas como personas que vienen a dar lecciones a las demás de cómo hay que vivir y de cómo hay que pensar”. El regidor municipal también dijo que era un “grandísimo orgullo contar con un colegio” como el Juan Pablo II y que se identificaba “con los valores que promueve”. 

El documento interno sobre “estilo y uniformidad” que ha reclamado la Comunidad de Madrid a los colegios incluye códigos de vestir diferenciados para “varones” y “mujeres”. “Nuestra imagen y por tanto nuestro modo de ir vestidas importa mucho, sabiendo ir cómodas, elegantes y sencillas. El pantalón, falda o vestido tendrá estas características sin olvidar que debemos tener presente el pudor y la modestia cuidándolo con esmero en la época de calor”, dice en el epígrafe dirigido a las docentes. 

En este apartado, el colegio –de solo una línea por su reciente creación y, por tanto, sin posibilidad de separar por clases a niños y niñas– establece que las faldas y vestidos deben ir por debajo de la rodilla “como mínimo” y se limita el uso de “vaqueros, mallas o pantalones muy ajustados”. La dirección conmina a evitar también “los hombros al aire y las camisetas de tiras”y el calzado “excesivamente abierto en verano”. Las indicaciones para hombres se basan en llevar pelo corto y usar traje. Ocupan menos espacio y no hablan de las cualidades que el colegio espera de ellos. 

La Fundación Educatio Servanda, cuya filosofía de enseñanza pasa por separar a niños y niñas en las clases, gestiona tres colegios Madrid, tres en Cádiz y uno enAlmería,    según su web .  Su patrimonio, nutrido a base de conciertos educativos, ha aumentado de cuatro a los actuales en solo un curso.

Enlaces internacionales