Célibes involuntarios, la comunidad misógina que habría inspirado el ataque de Toronto

| 7 mayo, 2018

Los ‘incels’ son grupos de hombres frustrados sexualmente porque, según dicen, han sido rechazados por las mujeres varias veces durante un largo tiempo

05/05/2018 La Vanguardia.- Alek Minassian, un joven de 25 años, embistió el pasado 23 de abril una furgoneta alquilada contra los transeúntes de una céntrica calle de Toronto . El hombre, que fue arrestado poco después mientras suplicaba al policía que le matara con un disparo en la cabeza, sesgó la vida de 10 personas, ocho de las cuales eran mujeres.

La investigación policial, que pronto descartó el motivo terrorista, encontró en la cuenta de Facebook del autor del ataque –el más mortífero sufrido en Canadá en las últimas décadas– un mensaje misógino que él mismo había colgado en su perfil y en el que celebraba el inicio de la “revolución incel”.

Los “incels”, un termino en inglés que significa célibes involuntarios, es un movimiento nacido en foros de internet donde hombres que no han tenido relaciones sexuales con mujeres durante un largo tiempo expresan su odio hacia ellas. Protegidos por el anonimato que les concede la red, muchos de sus miembros emplean los debates para, por ejemplo, compartir maneras de vengarse de las mujeres, entre los cuales está el acoso, la violación o la muerte.

Una vez seguí a una chica de 14 años después de preguntarle por una dirección (…) Ella empezó a sentir miedo y a alejarse de mí. (…) La sensación que tienes cuando persigues a una chica y se da cuenta de ello e intenta perderte (…). Esa es una buena sensación”, escribió presuntamente uno de estos individuos en una de estas páginas y el mensaje fue compartido en Twitter.

“En vez de analizar sus sentimientos y hablar de sus problemas (…) [los incels] pasan gran parte de su tiempo alimentando ideas realmente violentas sobre las cosas horribles que quieren hacerles a las mujeres y a los hombres sexualmente exitosos”, explica el periodista de la revista digital LGBT con sede en Toronto Xtra, Arshy Mann, en una entrevista a la red radiofónica de Estados Unidos, NPR .

En sus inicios, era posible encontrar a incels discutiendo en servicios como 4chad o Reddit, donde publicaron debates con titulos como “Razones por las que las mujeres encarnan el mal”. Se trataba de un panfleto repleto de insultos y virulentos ataques contra el sexo femenino, y fue uno de los motivos por los cuales Reddit vetó a la comunidad de 40.000 miembros en noviembre de 2017.

En los estamentos de su página web (Incels.me), estos individuos se definen como “personas que no están en una relación ni han tenido relaciones sexuales en una cantidad significativa de tiempo, a pesar de numerosos intentos”. En los mismos, el administrador del foro (un tal SergeantIncel) deja claro que el grupo prohibe la participación de mujeres, una norma que, según dice, no se debe a la misoginia sino al hecho de que “la mayoría de las mujeres no tienen problemas para encontrar parejas con quienes llevar a cabo actividades de índole sexual o romántica”.

En unas declaraciones a la cadena CNN publicadas después de que el movimiento fuera vinculado al autor del atropello en Toronto, el administrador de la página quiso distanciarse del ataque: “Ser incel no tiene ninguna relación con la violencia, la misoginia ni ninguna otra connotación negativa”.

Sin embargo, muchos de los miembros de la comunidad incel (más de 5.000 según su página web) no opinan lo mismo. Para empezar, existen numerosos mensajes que, como Alek Minassian hizo con su texto en Facebook, veneran al “caballero supremo Elliot Rodger. En el 2014, este joven rico de 22 años e hijo de un cineasta mató a seis personas a tiros y dejó decenas de heridos en California antes de suicidarse. En un vídeo que compartió en sus redes sociales antes de la masacre, Rodger explicaba sufrustración por ser virgen e insultaba a las numerosas mujeres que lo habían rechazado, a quien llamaba “stacys”, y se refería a los hombres que tienen una vida sexual activa como “chads”. En alusión a esos términos, Minassian confesó que quería “derrocar a todos los chads y las stacys”

Rodger también dejó un extenso manuscrito autobiográfico, titulado Mi mundo retorcido, en el que describía su frustración por no poder encontrar novia, su odio hacia las mujeres y su desprecio por las minorías étnicas y las parejas interraciales (a pesar de que su madre era malaya china). El texto defendía especialmente una “guerra contra las mujeres”.

El nombre de Elliot Rodger (o ER, según los incels) y Minassian aparecieron en varios debates los días siguientes al ataque de Toronto, algunos de los cuales celebraron la masacre. “Espero que este tipo [Minassian] haya escrito un manifiesto porque podría ser nuestro próximo nuevo santo”, escribió un tal Crustaciouse. “Las mujeres allí son horribles (…)”, publicó otro miembro, que también expresó su deseo de que la mayoría de las víctimas fueran las chicas jóvenes que se encontró durante un viaje que, según explica, hizo a la ciudad canadiense.

Mientras tanto, otros opinadores, la minoría, se descartaban de los halagos a Rodger o Minassian y se quejaban que el vínculo con los asesinos les iba a perjudicar: “Ahora seremos considerados todavía más psicópatas por culpa de estos locos gilipollas”, decía un tal Marxcel.

La aversión a las mujeres que ostentan los incels ha provocado que el estadounidense Southern Poverty Law Center (SPLC o Centro legal para la pobreza sureña) añadiera la supremacía masculina a las ideologías incluidas en el mapa de odio de este año. Para esta organización que defiende los derechos civiles, estos hombres se creen con el derecho de exigir sexo a las mujeres y, por consiguiente, aquellas que se lo niegan están cometiendo un crimen atroz y condenable.

La masacre en Isla Vista perpetrada por Elliot Rodger fue el primer ejemplo de los peligros que representa esta “ideología nihilista”, según el SPLC, cuando se radicaliza. Después vino el asesinato de nueve personas de Chris Harper-Mercer, en un campus de Roseburg, Oregon, en 2015. Como Minassian, el joven de 26 años también se declaró seguidor de Rodger en un manifiesto en el que expresó su enfado por no tener novia.

Y en abril llegó la tercera barbarie. “Las acciones parecen deliberadas”, declaró el jefe de la policía de Toronto. Por ello, el tribunal imputó a Minassian 10 cargos de asesinato premeditado y otros 13 de intento de asesinato.

El autor del ataque todavía no ha confesado el motivo –o al menos no ha trascendido a la prensa–que le llevó a atropellar de forma letal a una decena de personas. Aparte del mensaje en su Facebook, se conoce que Minassian, de origen armenio, se acababa de graduar en un programa de estudios informáticos. Según relatan quienes le conocen, el supuesto seguidor de los incels es un joven reservado que padece algún tipo de “discapacidad social o mental”.

Enlaces internacionales