‘¡Cállate, esclavo!’, le grita cliente de Starbucks a afroamericanos, enfrenta cargos

, , | 14 septiembre, 2017

CHICAGO TRIBUNE.- Cargos de crímenes de odio por un delito grave fueron presentados contra un sujeto que fue captado en vídeo gritando ofensas racista y tornándose violento, afuera de un Starbucks en el centro de Chicago hace tres meses, dijeron las autoridades.

William Boucher, de 24 años, fue acusado de un delito menor el 6 de junio después de que “se enojó” cuando alguien le derramó café, dijo la Policía. El discurso de Boucher terminó en escupitajos y cuando lanzó un puñetazo a desconocidos afuera del Starbucks, enviando a un hombre al hospital, dijo la Policía.

En agosto, un juez emitió una orden de arresto sin derecho a fianza por cuatro nuevos cargos por delitos criminales de odio y cuatro agravantes de acusación contra Boucher, según la oficina del fiscal del condado de Cook y los registros judiciales. Boucher se entregó el viernes a la Policía de Chicago en la Estación de Policía del Distrito Central y fue registrado en la cárcel del condado de Cook el sábado, con una fianza de $50,000 dólares. Desde entonces, ya salió en libertad.

Si es declarado culpable, Boucher podría enfrentar la libertad condicional o de dos a cinco años de prisión por cada una de las acusaciones de agravantes y de uno a tres años de prisión por cada uno de los cargos por delitos de odio.

El incidente de junio comenzó dentro de un Starbucks en la esquina de State St. y Lake St., el cual fue grabado por un fotógrafo local de la televisión. En el video se escucha a Boucher gritar “¡Eres repugnante!” y otros insultos en presencia de otros clientes y empleados.

El video comienza cuando Boucher ya había empezado a gritar; según se informó, estaba enfurecido porque alguien accidentalmente le derramó café.

El incidente se intensificó después de que Boucher salió del Starbucks y escupió a un hombre de 30 años y a una mujer de 34 afuera, dijo la Policía.

Boucher, que es blanco, puede ser visto lanzando insultos racistas a dos espectadores negros. Se le ve usar un traje manchado de café.

¡Cállate, esclavo, no me hables! le grita Boucher a los dos hombres negros. “¡Sus hijos son alimañas desechables!”, agregó.

Alguien que parece ser un empleado de Starbucks trata de intervenir, pero Boucher continúa gritando a uno de los hombres que se aleja: “¡Vete en cuatro patas!”.

Poco después, dijo la Policía, Boucher golpeó a un hombre de 59 años sin provocación. El hombre, que según informes es un desamparado, fue llevado a un hospital con una lesión ocular.

Los espectadores detuvieron a Boucher cerca del Starbucks hasta que llegaron los oficiales y lo arrestaron, dijo la Policía.

Gerald Mitchell, el hombre de 30 años que fue escupido y que ayudó a detener a Boucher, le dijo al Chicago Sun-Times en julio que esperaba que el beligerante aprendiera algo de la experiencia.

Una portavoz de Starbucks dijo a The Washington Post en junio que no había “absolutamente ninguna tolerancia para este tipo de comportamiento en nuestras tiendas” y que estaban agradecidos con el empleado que intervino hasta que llegó la Policía.

Boucher, residente en la cuadra 7600 N. Sheridan Rd, está programado para presentarse ante el tribunal el próximo 10 de octubre.

Enlaces internacionales