Árabes y negros, los colectivos que más sufren incidentes de odio en Euskadi

, | 4 junio, 2018

04/06/2018 Diario Vasco.- Las personas de origen árabe y subsahariano son los destinatarios del mayor número de incidentes de odio por racismo y xenofobia que se registran en Euskadi. La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, acompañada del director de la cátedra de Derechos Humanos y Poderes Públicos de la EHU/UPV, Jon Mirena Landa, ha comparecido este lunes a petición propia en el Parlamento Vasco para presentar el estudio sobre los incidentes de odio registrado en Euskadi que el Departamento de Seguridad encargó a la Universidad del País Vasco.

Del estudio se desprende que los datos globales de incidentes de odio o de potenciales delitos de odio en Euskadi en 2016 (146 incidentes; 124 delitos y 22 infracciones administrativas) y 2017 (143 incidentes; 129 delitos y 14 infracciones administrativas) apuntan a una cierta estabilidad en la tendencia de la realidad criminológica registrada del mapa de odio de Euskadi.

Durante el año 2016 se registraron 124 denuncias por delitos de odio (97 en Bizkaia, 15 en Gipuzkoa y 12 en Araba); 68 fueron por racismo/xenofobia, 31 por orientación o identidad sexual, 17 por orientación política/ideología, 3 por creencias o prácticas religiosas, 3 por discapacidad y 2 por aporofobia. En 2016, 88 personas fueron inculpadas por delitos de odio.

En el año 2017, se registraron 129 denuncias por delitos de odio (88 en Bizkaia, 31 en Gipuzkoa y 10 en Araba). Del análisis de las tipologías, se observan que 71 son por racismo/xenofobia, 32 por orientación sexual/identidad sexual, 16 por orientación política/ideología, 7 por creencias y/o prácticas religiosas, 2 por discapacidad/enfermedad y 1 por pobreza o aporofobia. En el mismo periodo, se ha inculpado a 126 personas.

Por colectivos protegidos, el mapa de odio presenta una estructura en tres bandas: el colectivo étnico que es la diana de en torno el 70% de los incidentes delictivos recogidos; el colectivo sexual que ocupa aproximadamente un 25%; y un conjunto de otros grupos, heterogénea (enfermedad, persona con discapacidad/diversidad funcional, edad, aporofobia, situación socio-económica y familiar) con un nivel de registros muy residual. Aunque las cifras todavía son muy indiciarias los grupos árabe, negro y gitano se van perfilando como los destinatarios del mayor número de incidentes de odio.

Entre los incidentes delictivos destacan las lesiones como el grupo tendencialmente más numeroso (entre el 18% y 30% del total en 2016 y 2017, respectivamente) seguido de las amenazas y el discurso del odio en sentido estricto (art. 510 CP). Los tres grupos sumados ocupan algo más del 60% del conjunto de incidentes delictivos tanto en el año 2016 como en el 2017.

El conjunto de incidentes delictivos de odio (lesiones, daños, robos con violencia) cometidos mediante hechos (hate crime) representa en torno al 35% del total en 2016 y 2017. Los incidentes de odio con palabras (hate speech: discurso del odio) en sentido amplio (artículo 510 CP, amenazas, coacciones, injurias, trato degradante…) representan alrededor del 60%.

Ertzaintza

Tal y como ha recordado la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, la Ertzaintza cuenta desde 2013 con un procedimiento de actuación ante los delitos de odio, recogidos en una instrucción policial, la número 76, que articula el sistema de recogida de datos sobre actos violentos motivados por odio o discriminación para contabilizar las denuncias, efectuar un seguimiento de las mismas, obtener información de las sentencias que se obtengan y elaborar los posibles planes de prevención y lucha.

«Con el estudio llevado a cabo por la EHU/UPV seguimos trabajando para tener un marco teórico y conceptual de la estructuración y clasificación de este tipo de delios de odio, el discurso de odio, la discriminación y la distinta relevancia penal y administrativa de las conductas calificadas de odio», ha indicado la consejera de Seguridad.

Racismo y xenofobia

Por su parte, el director de la cátedra de Derechos Humanos y Poderes Públicos de la Universidad del País Vasco, Jon Mirena Landa, ha destacado en la comisión parlamentaria que los árabes y negros son los destinatarios del mayor número de incidentes de odio por racismo y xenofobia que se registran en Euskadi. Ambos colectivos son víctimas de más del 50 por ciento de los delitos de racismo y xenofobia que se produjeron en el País Vasco en 2017 y 2016, en mayor medida en el grupo de ciudadanos árabes, seguido del de los negros. El tercer lugar lo ocupa la población de etnia gitana.

Landa ha considerado que no se deben «encender alarmas», sino que lo que hay que hacer es asumir esta realidad y conocerla para articular políticas. Una de las recomendaciones del estudio es impulsar la creación de grupos que intercambien información entre los ámbitos policial, fiscal y judicial para la prevención y persecución de este tipo de criminalidad.

También se propone intensificar la formación policial para reducir cifras de incidentes contra grupos afectados diferentes al étnico o sexual, e impulsar un trabajo específico y transversal de detección de estos incidentes cometidos a través de la denominada cibercriminalidad.

Enlaces internacionales