Aparecen pintadas fascistas en la entrada del consulado de Bélgica en Barcelona

| 14 agosto, 2018

Las consignas, firmadas por la Falange, acusan al país europeo de ser “refugio de delincuentes”

14/08/2018 La Vanguardia.- El consulado de Bélgica en Barcelona se ha levantado este martes con pintadas amenazantes en su entrada y fachada, en el Eixample barcelonés. Firmadas por el partido de extrema derecha Falange, las consignas acusan al país europeo de ser un “refugio de delincuentes” y “cómplice del separatismo”. Asimismo, otra de las pintadas se acuerda de el expresidente de la Generalitat: “Puigdemont, a prisión”.

No se trata de un hecho aislado. Estas últimas semanas las formaciones y entidades independentistas han denunciado distintas acciones similares de los grupos de extrema derecha en sus sedes, aunque es la primera vez que actúan contra el consulado belga en la capital catalana. De igual forma, en las últimas semanas también han aparecido pintadas de la extrema derecha en casas del pueblo socialistas por la iniciativa del Gobierno de Pedro Sánchez de sacar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

A finales de julio, Puigdemont volvió a Bélgica después de pasar cuatro meses en Alemania, donde fue detenido y el tribunal se Schleswig-Holstein acabó por desestimar las euroórdenes de extradición dictadas por el juez español de Tribunal Supremo, Pablo Llarena. En Bélgica, país donde se refugió el pasado mes de octubre tras la declaración de independencia del día 27, Puigdemont mantendrá su actividad política desde la mansión en Waterloo, a la que ha bautizado como Casa de la República.

Enlaces internacionales