Antiviolencia multa al Sevilla con 130.000 euros por pancartas de los Biris

| 7 marzo, 2019

El Comité también propone sancionar al Atlético de Madrid por deficiencias en el control de permanencia de espectadores

EL ESPAÑOL.– La Comisión Antiviolencia ha propuesto dos multas de 65.000 euros al Sevilla por permitir pancartas con la leyenda “Biris” en dos partidos y otras dos de 20.000 al Atlético de Madrid por deficiencias en el control de permanencia de espectadores en otros dos encuentros.

Las multas al Sevilla son por “desobediencia reiterada de las disposiciones de las autoridades gubernativas y falta de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en relación con las condiciones de celebración de espectáculos deportivos, al permitir el despliegue de sendas pancartas con la leyenda “Biris”, en los encuentros Sevilla- Lazio, jugado el 20 de febrero, y Sevilla – Barcelona, disputado el 22 de febrero”.

Las del Atlético, “por deficiencias en el control de permanencia de espectadores, al no impedir la ocupación de las escaleras de evacuación del fondo sur del estadio con el consiguiente riesgo para los aficionados allí presentes en los partidos: Atlético de Madrid – Juventus de Turín, jugado el 20 de febrero, y Atlético de Madrid – Villarreal, disputado el 24 de febrero”.

Barcelona – Lyon, partido de alto riesgo

También han presentado una de 4.000 euros cada uno, con prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de doce meses, para dos aficionados que participaron activamente en una pelea que se produjo en los alrededores del estadio una vez acabado el partido Málaga – Deportivo, jugado el 24 de febrero.

3.001 euros a un aficionado que escupió a un funcionario

Igualmente, proponen una sanción 3.001 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de seis meses a un aficionado que reiteradamente desobedeció las indicaciones de los funcionarios, desafiándolos y escupiendo a uno de ellos en el partido Betis – Rennes, jugado el 21 de enero.

Y por último, han planteado una multa de 2.000 euros, con prohibición de entrada a los recintos deportivos por un periodo de tres meses, a un aficionado que rompió un asiento en el partido Valencia-Betis, jugado el 28 de febrero.

HISTÓRICO

Enlaces internacionales